¿Qué son los vuelos a ninguna parte y por qué están agotados?

Usar cubrebocas y el distanciamiento social son obligatorios en todos estos vuelos
Imagen: Freepik

Los clientes buscan la experiencia de subirse de nuevo a un vuelo y se apresuran a comprar boletos aunque la experiencia es diferente, ahora, con cubrebocas, divisores de vidrio y protocolos de distanciamiento social en su lugar. ¿El destino? A ninguna parte.

Harif es una de las miles de personas en Brunei, Taiwán, Japón y Australia que han comenzado a reservar vuelos que comienzan y terminan en el mismo lugar. Algunas aerolíneas los denominan “vuelos panorámicos“; otros son más directos, llamándolos “vuelos a ninguna parte”.

Imagen: Unsplash

“No me di cuenta de lo mucho que había echado de menos viajar, eché de menos volar, hasta el momento en que la voz del capitán llegó por el altavoz con el anuncio de bienvenida y seguridad”, dijo Harif sobre su experiencia de 85 minutos en Royal Brunei Airlines. En su vuelo a ninguna parte, que la aerolínea llama el programa “cenar y volar”, Royal Brunei sirve cocina local a los pasajeros mientras sobrevuela el país.

En un momento en que la mayoría de las personas están atrapadas en casa y no pueden viajar, y la industria aérea mundial ha sido diezmada por la pandemia, los vuelos que despegan y regresan al aeropuerto unas horas después permiten que las aerolíneas mantengan al personal trabajando. La práctica también satisface ese ansia de viajar, incluso, si solo es estar en un avión nuevamente.

Aunque la mayoría de la gente puede pensar en volar como un medio para un fin, existiendo únicamente para llevarlos de un lugar a otro, algunos dicen que es una parte emocionante de la experiencia del viaje. Para esas personas, los vuelos a ninguna parte son el bálsamo durante un año en el que casi todos los viajes han sido cancelados y la gente ha temido que las aerolíneas no hagan cumplir las reglas de distanciamiento social y uso de cubrebocas.

Royal Brunei ha realizado cinco de estos vuelos desde mediados de agosto, y dado que Brunei ha tenido muy pocos casos de coronavirus, la aerolínea no exige que los pasajeros usen máscaras, pero los miembros del personal sí. A principios de mes, la aerolínea taiwanesa EVA Air llenó los 309 asientos de su avión A330 Dream con temática de Hello Kitty para el Día del Padre en Taiwán, y All Nippon Airways de Japón tuvo un vuelo de 90 minutos con temática de resort hawaiano con 300 personas. a bordo.

Los boletos para esos vuelo variaron en precio desde 787 a 3 mil 787 dólares australianos, o alrededor de 575 a 2 mil 765 dólares. Se llevará a los viajeros por Australia, sobrevolando el Territorio del Norte, Queensland y Nueva Gales del Sur.

La aerolínea también recuperó recientemente sus populares vuelos turísticos a la Antártida que en realidad no aterrizan en la Antártida, pero permiten a los pasajeros caminar y tener diferentes vistas del continente. La compañía de viajes Antarctica Flights alquila Qantas para operar los vuelos. Decenas de australianos recurrieron al Instagram de la aerolínea para expresar su deseo de que se agreguen más viajes de este tipo.

Crece el interés por tener vuelos a ninguna parte

Un puñado de agentes de viajes en India, Australia y Estados Unidos dijeron que sus clientes han estado preguntando sobre vuelos a ninguna parte en los últimos dos meses, ya que la realidad de que los viajes no volverán a la normalidad durante algún tiempo se ha asimilado.

Loveleen Arun, una agente de viajes con sede en Bangalore que diseña viajes de lujo principalmente para viajeros indios, dijo que ha estado escuchando a clientes ansiosos que desearían que hubiera tales vuelos en India.

Antes de la pandemia, Christopher Malby-Tynan, un director de marketing que vive en Londres, viajaba en avión con regularidad, tanto por motivos personales como profesionales. La idea de tomar un vuelo a ninguna parte solo sería atractiva, dijo, si fuera exclusivo y no incluyera la molestia habitual de viajar en avión.

“Si cambiara y se sintiera como si tuviera una cita en un spa o se registrara en un hotel de lujo, y se le permitiera estirarse, entonces tendría sentido”, aseguró.

Imagen: Unsplash

Katie Chao, portavoz de la aerolínea taiwanesa Starlux, dijo que la aerolínea ha estado trabajando para que la experiencia de volar a ninguna parte sea lujosa al permitir que las personas compren paquetes para el vuelo y una estadía en el hotel.

Desde agosto, la aerolínea ha realizado seis vuelos a ninguna parte y tiene programados alrededor de una docena más hasta octubre. La mayoría de los vuelos se agotaron a los 10 minutos de ser anunciados. Usar cubrebocas y el distanciamiento social son obligatorios en todos estos vuelos.