La verdadera historia del nombre de Rolex

La marca suiza de relojes Rolex, no sólo es una de las más famosas líneas, sino también una de las más lujosas del mundo, pero el origen de su nombre...
Imagen: Especial

La marca suiza de relojes Rolex, no sólo es una de las más famosas líneas, sino también una de las más lujosas del mundo, pero el origen de su nombre no tiene nada que ver con el accesorio, sino todo es gracias a un genio que le prendió el foco a uno de los fundadores.

En 1900 los joyeros Hans Wilsdorf y Alfred Davis comenzaron a ganar fama gracias a la hechura de sus relojes fabricados en Londres, Inglaterra; para ese entonces su marca no estaba firmada por Rolex, sino como la compañía Wilsdorf and Davis.

Estos socios fueron los pioneros en la fabricación de relojes de muñeca y para hacerlos todavía más novedosos, le implementaron un mecanismo de precisión hecho en Suiza, en ese momento relanzaron su empresa, pero con un nombre diferente.

Imagen: Especial

Fue Hans Wilsdorf quien inició con la idea de cambiar el nombre, por uno que fuera fácil de pronunciar en cualquier parte del mundo, sin importar el idioma, y que, además, tuviera letras simétricas para que se viera elegante; con esta idea en mente comenzó a hacer diferentes combinaciones, pero nada le agradaba.

Hasta que una mañana, mientras viajaba en la cubierta superior de un tranvía tirado por caballos en la calle Cheapside de Londres, un genio le susurró ‘Rolex’ en su oído, así lo contó Wilsdorf en 1908.

Imagen: Especial

Aunque esa es la historia original, hay otras versiones que aseguran que Hans buscaba una onomatopeya que hiciera referencia al sonido de los relojes y Rolex parecía la única opción, ahora, también hay otros que afirman que es una abreviación de ‘excelencia relojera’, pero no hay pruebas de esta versión.

Rolex ni tiene un significado, pero si es un nombre mágico susurrado al oído.

Con información de R.S.V.P