La verdad detrás del mito de las deudas, los cobros y el buró de crédito

Cuando una persona acepta una deuda crediticia lo hace con ciertas reservas y hasta miedos, debido a todos los mitos y afirmaciones que se hacen alrededor de estos créditos y...
Imagen: Especial

Cuando una persona acepta una deuda crediticia lo hace con ciertas reservas y hasta miedos, debido a todos los mitos y afirmaciones que se hacen alrededor de estos créditos y de las posibles consecuencias negativas que se podría hacer acreedor una persona. Por eso, a continuación, te decimos cuál es la verdad detrás de los mitos que hay de las deudas, cobros y buró de crédito.

Mito: “Te pueden llevar a la cárcel por deberle al banco”

Eso no es real, es posible que hayas recibido una llamada de un despacho de cobranza diciéndote esto, pero no es más que un método de intimidación. Recuerda que en nuestro país no es posible, por nada del mundo, ir a la cárcel por una deuda de carácter civil, como lo son con tarjetas de crédito, hipoteca o crédito personal, así lo señala el artículo 17 de nuestra Constitución.

Imagen: Especial

Si le debes al banco lo único que puede suceder es que dañas tu historial crediticio y el banco sí podría presentar una denuncia civil o mercantil, pero no penal. Ojo, hay algunos despachos de cobranza que dicen que te demandarán por fraude, pero también es mentira, pues el fraude sólo se da con dolo o malas intenciones, por ejemplo, como pagar con un cheque ligado a una cuenta inexistente.

Mito: “Si estás en Buró de Crédito, estás en la lista negra de deudores”

Es una de las afirmaciones más frecuentes, pero es un completo error, pues una persona ingresa a Buró de Crédito cuando tiene o ha tenido un crédito, puede ser automotriz, bancario o departamental. Es decir, es una Sociedad de Información Crediticia, en pocas palabras es una plataforma donde se queda guardado un registro de tu historial crediticio, no importa si tienes o no un buen historial, sólo sirve para que las instituciones de crédito consulten tu salud financiera.

Imagen: Especial

Mito: “El banco no puede cobrarte a través de tu nómina”

Este mito es  verdad, pues en realidad las instituciones bancarias sí pueden cobrarte y hasta cierto punto es legal, sólo se puede hacer este movimiento cuando se trate de productos del mismo banco, es decir, que, si tu nómina está en el mismo banco que tu crédito podrá hacer ese cobro, pero en caso contrario no hay manera de realizarlo.

Este tipo de cobro pasa porque dentro de los contratos de existen letras chiquitas que permiten el cobro de una deuda de crédito directo desde una cuenta de ahorro o nómina. Es importante mencionar que esto se puede evitar, sólo si la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) establece que las cláusulas son abusivas. Otra opción es que tus cuentas y créditos no estén en el mismo banco, por ello puede cambiar de banco tu nómina, es recomendable que lo revises directamente con tu empresa, pues si lo checas con la institución bancaria corres el riesgo de que te quite lo que “le corresponde”.

Mito: “le van a cobrar tu deuda a tus referencias bancarias”

Hay personas que dicen este mito, pero la verdad es que eso nunca va a pasar, pues al momento de tramitar un crédito o un préstamo las instituciones piden referencias personales, sólo para eso, para conocer algunas recomendaciones sobre tu nivel de responsabilidad y compromiso.

Es posible que alguna institución le hable a tus referencias, pero sólo lo pueden hacer para localizarte más no para pedirle que paguen tu adeudo, en ese caso puedes acudir a la CONDUSEF, pues están rompiendo un código de ética que hay dentro de los despachos de cobranza.

Con información de Alto Nivel 

Publicidad