Ya se venden de manera legal drones con lanzallamas

Aparentemente, por lo menos en Estados Unidos, es muy fácil conseguir de manera legal un lanzallamas. De hecho, tampoco ha sido raro que la gente de aquel país haya estado...
Imagen: Especial

Aparentemente, por lo menos en Estados Unidos, es muy fácil conseguir de manera legal un lanzallamas. De hecho, tampoco ha sido raro que la gente de aquel país haya estado acoplando lanzallamas a drones durante mucho tiempo, a pesar de que la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) haya puestos todos sus esfuerzos por evitar que la gente fabrique armas voladoras. Bueno, pues ahora apareció una compañía que vende drones con lanzallamas incluidos.

La compañía “Throwflame”, a través del nuevo accesorio de su TF-19 WASP de dos kilogramos, te permite tener un drone que escupe un chorro de llamas de casi 8 metros de longitud.

Características y precio de los drones con lanzallamas

Si bien el aparato está diseñado y pensando para eliminar maleza, nidos de avispas y basura que se atasca en las líneas eléctricas, no podemos evitar ser mal pensados, pues la compañía asegura que el tanque de 4.5 litros de gasolina otorga hasta 100 segundos de aliento de dragón.

Por un precio de mil 499 dólares, el drone con lanzallamas entra a un mercado en crecimiento, pues las personas ya llevan años equipando los drones con lanzallamas, e incluso compañías eléctricas los han estado usando para limpiar la basura de sus tendidos de energía. Estas compañías aseguran que es más seguro hacerlo con drones con lanzallamas, que seguir enviando a una persona en grúa a limpiar los cables de alto voltaje.

Imagen: Especial

Es obvio que en la mente de la mayoría lo primero que se le viene a la mente no son las bondades de un drone con lanzallamas, sino la preocupación por los usos nocivos que un sinnúmero de personas les podrían dar.

Sea como sea, al parecer ya puede ser propiedad de quien lo pueda pagar. Y a todos los demás les queda la esperanza de que sus propietarios lo usen de la manera más sabia y benévola que pueda atravesarle por la cabeza a una persona dueña de un drone con lanzallamas.

Con información de Vice