¿Qué es la Unidad de Inteligencia Financiera y cuáles son sus funciones?

La UIF es la instancia de la Secretaría de Hacienda que se encarga de perseguir los delitos asociados al uso de recursos de procedencia ilícita
Imagen: Especial

Siendo el combate a la corrupción uno de los ejes angulares del proyecto político del presidente Andrés Manuel López Obrador, no resulta nada raro que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) adquiriera un papel muy destacado en el nuevo Gobierno. Las noticias acerca del involucramiento de la UIF en la persecución de diferentes delitos es cada vez más frecuente. Sin embargo, ¿sabes realmente qué es la UIF y cuáles son sus funciones?

La Unidad de Inteligencia Financiera fue creada en el 2004, durante la administración del presidente Vicente Fox. Es un órgano que pertenece a la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Su principal encomienda es la de “coadyuvar en la prevención y combate a los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita —comúnmente conocido como lavado de dinero— y de financiamiento al terrorismo”, tal y como lo indica la información oficial de la institución.

Imagen: Unsplash

En ese sentido, la UIF se encarga de vigilar las operaciones más vulnerables del sistema financiero para analizar sus posibles nexos con los delitos de lavado de dinero o el financimiento al terrorismo. Asimismo, de encontrar estos vínculos, entonces se encarga de presentar las denuncias correspondientes. No hay que olvidar que el lavado de dinero incluye todas aquellas operaciones que se realizan con dinero que tiene un origen ilegal.

La misión de la UIF, pues, es la de rastrear las redes del dinero ilícito. Esta puede ser una labor fundamental dentro del cómbate al crimen, pues muchas de las operaciones financieras están conectadas a otros delitos más graves, como el tráfico de personas, de drogas o de armas, por mencionar sólo algunos.

Para lograr reconocer el dinero ilícito, la UIF analiza las diferentes etapas que sigue el lavado de dinero:

  • La colocación: significa introducir el dinero de procedencia ilícita dentro del sistema financiero formal. Eso se logra usando el dinero en efectivo que se produce a través de medios ilegales.
  • La estratificación: significa que, luego de que le dinero es introducido al sistema financiero, éste se disemina a través de transacciones financieras muy complejas, para borrar el rastro de su origen ilícito.
  • La integración: implica reusar los recursos de procedencia ilícita una vez introducidos en el sistema financiero formal. Esto generalmente se logra haciendo otras transacciones financieros que normalmente serían legales, como comprar un auto o invertir en una empresa.

Imagen: Unsplash

A partir de esto, es fácil entender el porqué la UIF trabaja tan íntimimamente con otras áreas de las Secretaría de Hacienda. Tal y como lo indican las atribuciones de este órgano, para prevenir estos actos ilícitos la UIF necesita establecer procedimientos claros para identificar aquellos actos u omisiones que abonan al lavado de dinero o al financimiento del terrorismo.

Por ejemplo, esto aplica para áreas muy sensibles del sistema financiero – como los bancos –, de tal forma que la UIF también establece lineamientos para que estas instituciones tengan un conocimiento adecuado de sus clientes y usuarios; especialmente en lo que se refiere a la identidad y el origen de los recursos que ponen en circulación dentro de su sistema.

En resumen, la UIF busca combatir los delitos asociados al lavado de dinero y financimiento del terrorismo. Y para lograrlo, analiza operaciones financieras para generar inteligencia sobre actividades vulnerables, a fin de encontrar los ilicitos y presentar las denuncias correspondientes. En la actualidad, esta dependencia es precidida por Santiago Nieto Castillo.