Trump habría movido 2.7 mdd de donantes de su campaña a sus negocios

Es un misterio estos costos de Trump
Imagen: Twitter @kylegriffin1

Donald Trump una vez que llegó a la Casa Blanca continuaba con la recaudación de dinero de sus seguidores mientras se desempeñaba como presidente y él habría sacado esos fondos de su campaña al cobrar por cosas como alquiler, comida, alojamiento y gastos legales.

Al hacerlo, el presidente logró transferir al menos 2.7 millones de dólares de sus partidarios a sus negocios entre su primer día en el cargo en 2017 y el día de las elecciones en 2020, según un análisis de las presentaciones de la Comisión Federal de Elecciones.

Los 2.7 millones representan una pequeña porción de los 785 millones de dólares que la campaña de Trump recibió desde enero de 2017 hasta noviembre de 2020. Sigue siendo un misterio por qué Trump, que tiene un valor estimado de 2.5 mil millones de dólares, no solo cubrió los costos haciendo una donación.

Imagen: Unsplash

Dinero fluyó a través de Trump Tower

La mayor parte del dinero fluyó a través de Trump Tower. Aproximadamente un mes después de que Trump asumió la presidencia, su campaña pagó 159 mi dólares a Trump Tower Commercial, la entidad a través de la cual retuvo su participación del 100% en Trump Tower. El edificio había servido como sede durante la campaña de 2016, y aunque el equipo de Trump abrió otra sede en el área de D.C., la campaña continuó gastando alrededor de 40 mil dólares al mes en el espacio de la Torre Trump hasta las elecciones de 2020. Los pagos de alquiler finalmente sumaron 1.6 millones de dólares.

Otras entidades también recaudaron grandes sumas. En mayo de 2017, el fiscal general adjunto Rod Rosenstein nombró a Robert Mueller como abogado especial y lo autorizó a investigar la interferencia rusa en las elecciones de 2016. El momento podría ser una coincidencia, pero al mes siguiente, la campaña de Trump pagó 90 mil dólares por “consultoría legal” a una empresa llamada Trump Corporation, también propiedad del presidente. Los informes de divulgación financiera de Trump describen a esa entidad como una “empresa de gestión”.

No está claro por qué una empresa de gestión proporcionaría asesoramiento legal. Independientemente, Trump Corporation siguió cobrando por el trabajo legal durante toda la campaña y, finalmente, amplió sus ofertas para incluir I.T. servicios. Para el día de las elecciones, había recaudado 293 mil dólares de la campaña de Trump, según el análisis de las presentaciones.

Al imperio hotelero de Trump también se le pagó, especialmente en los últimos días de la carrera presidencial. El 28 de agosto, Trump Hotel Collection aceptó un pago de 55 mil dólares de la campaña. Un cheque de 15 mil dólares siguió una semana después. Otros de 51 mil dólares llegaron a fines de septiembre. En total, las propiedades hoteleras de Trump recaudaron 503 mil dólares de su campaña, de los cuales el 55% se produjo en los tres meses anteriores al 3 de noviembre, cuando los estadounidenses acudieron a las urnas.

La campaña de Trump ha insistido anteriormente en que sus pagos a las empresas de Trump cumplían con la ley, que permite algunas transacciones por cuenta propia, siempre que se produzcan a tasas de mercado justas. Es difícil verificar si la campaña pagó tarifas justas, porque hay mucho que no se sabe sobre las transacciones. Las dudas que rescatan medios estadounidense son ¿qué trabajo estaba haciendo Trump Corporation para la campaña? y ¿qué le costó el esfuerzo de reelección a Trump Plaza? Quizá esas preguntas nunca sen respondidas.

Publicidad