¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Gobierno financiará 70% y no 10% del Tren Maya: Fonatur

Este proyecto tendría un costo de hasta 145 mil 500 millones de pesos
Redacción Oink Oink
Selva en México podría ser afectada por Tren Maya (Imagen: Especial)

El Gobierno de México financiará 70% y no 10% del Tren Maya, menciona Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Te recomendamos: México desciende en ranking de turismo mundial

En entrevista con El Financiero el funcionario dijo que la mayor participación del erario en este proyecto de infraestructura, con un costo de hasta 145 mil 500 millones de pesos, busca pagar la menor cantidad de intereses producto del financiamiento privado con la intención que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador evite adquirir deuda en los mercados financieros.

Trenes de carga en el sur de México (Imagen: Especial)

La propuesta inicial era que el gobierno federal tendría una participación de 10% en el financiamiento del proyecto ferroviario de cerca de mil 500 kilómetros, que pasará por los estados de Yucatán, Quintana Roo, Chiapas, Campeche y Tabasco, la zona del país con alta marginación.

“Por ahora, el plan es que el gobierno participe entre un 60 y 70% y lo demás salga por sí solo”, explica a El Financiero Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

De acuerdo con el director general de Fonatur, el planteamiento de que 90% del costo fuera financiado por privados, los cuales recibirían una contraprestación del 10% cuando entregaran sus obras, preocupó al presidente López Obrador, el Ejecutivo busca evitar deudas que condicionen los siguientes sexenios.

“Al presidente le preocupó mucho y me dijo: ‘podemos aumentar la participación del Estado para no dejar tanto dinero comprometido en deuda’, dijo en entrevista el encargado de que el Tren Maya sea el megaproyecto que marque el sexenio.

En días anteriores, el presidente señaló que el ferrocarril será financiado con los ‘ahorros’ producto del combate a la corrupción y la política de austeridad de su gobierno, que para este año sumaron 11 mil millones de pesos, apenas 7.5% de los recursos necesarios para concluir el proyecto ferroviario.