Trabajar más horas no necesariamente significa tener un mejor salario: estudio

Un estudio de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza revela que aquellos que trabajan más de lo establecido por ley no necesariamente se traduce en un mejor salario
Imagen: Unsplash

De acuerdo con un estudio de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, casi la mitad de los trabajadores en México que trabajan más de 56 horas a la semana, no necesariamente ganan lo suficiente, a pesar de que sus jornadas rebasan lo establecido por la ley y no necesariamente cuentan con prestaciones como la seguridad social y ni un contrato estable.

Imagen: Unsplash

En términos de datos, de este tipo de empleados con jornadas largas, el 49 por ciento no cuenta con un salario suficiente, 44 por ciento no tiene seguro social y 53 por ciento trabaja sin un contrato estable. Resalta el hecho de que, en comparación con aquellos que trabajan entre 49 y 56 horas, los datos mejoran, pues de estos últimos, el 49 por ciento tiene el ingreso suficiente, aunque el 43 por ciento no tiene seguridad social y el 53 por ciento no cuenta con un contrato estable, según información que cita Forbes de este estudio.

“Resulta totalmente revelador e indignante que personas con jornadas completas, de 40 a 48 horas, o incluso con jornadas excesivas, más de 48, presenten indicadores tan altos de violación a sus derechos laborales y precarización de sus condiciones de trabajo”, señala el estudio.

La ley mexicana establece que la jornada laboral máxima es de ocho horas al día, con excepción del turno nocturno, donde es de siete. Además, se establece que “cuando, por circunstancias extraordinarias deban aumentarse las horas de jornada, se abonará como salario por el tiempo excedente un 100% más de lo fijado para las horas normales. En ningún caso el trabajo extraordinario podrá exceder de tres horas diarias, ni de tres veces consecutivas. Los menores de dieciséis años no serán admitidos en esta clase de trabajos”.

Imagen: Unsplash

Los sectores más afectados por esta situación son el agropecuario, el de la construcción y el turístico, revelan los resultados de este estudio. Por ejemplo, en el caso del sector agropecuario, 71 por ciento de los trabajadores no cuenta con un salario suficiente, 85 por ciento no tiene seguridad social y el 91 por ciento está sin un contrato estable.

“Los sectores con mayor violación a su derecho al trabajo digno, como era de esperarse, son el sector primario, referido como la agricultura, ganadería, pesca y actividades similares; los servicios, donde se incluye sobre todo a quienes trabajan en hogares; y los de la industria de la construcción”, señala el estudio.