¿Cómo trabajar para un jefe que tiene expectativas poco realistas?

Hay líderes que ocasionalmente tienen expectativas poco realistas. Pero también existen jefes que son poco realistas la mayor parte del tiempo. Los jefes que no toman en cuenta los hechos...
Imagen: unsplash @amyhirschi

Hay líderes que ocasionalmente tienen expectativas poco realistas. Pero también existen jefes que son poco realistas la mayor parte del tiempo.

Los jefes que no toman en cuenta los hechos habitualmente se refieren a sus experiencias en otras compañías en lugar de estar centrados en el aquí y ahora, o son demasiado optimistas. Cuando trabajas para una de estas personas, sientes que es peligroso desafiar a tu superior.

En lugar de solo ceder o decidir actualizar tu currículum para volar a otro lado, prueba estos enfoques para obtener un mejor equilibrio en la relación con tu jefe.

COMPARTE DETALLES REALISTAS

Puede que no siempre tengas ganas, pero en teoría, tú con tu jefe tienes una misión conjunta y algunos objetivos comunes, y demostrar que están en el mismo barco puede dar la posibilidad de explicar algunas de las realidades prácticas.

Imagen: Especial

Esto puede animarlo a emitir declaraciones positivas sobre lo que su equipo lograría, asumiendo que las iniciativas valiosas pueden ser fáciles de ejecutar y para abrir una discusión con comentarios como: “Permítame compartir con usted una manera que creo que podríamos hacer.

Otro enfoque es solo reconocer sus solicitudes sin etiquetarlas como poco realistas. Esto es algo como esto: “Entiendo que quieres X. Ya intenté hacer Y y tengo estas preocupaciones sobre Z”. “¿Podemos hablar sobre cuáles podrían ser los próximos pasos?“.

Aunque el jefe poco realista tiene grandes planes con el tiempo aprende a tolerar a escuchar más detalles sobre lo que es viable y lo que es problemático, y a menudo trabaja con los miembros del equipo para encontrar soluciones que se puedan implementar.

OBTENER COMENTARIOS RÁPIDOS Y ÚTILES

Es poco probable que tu jefe planee ser poco realista o injusto. En lugar de solo pensar “¡Esto es ridículo!”, asegúrate que comprenda tu jefe que estás cumpliendo con lo que realmente quiere, así, se puede elegir un plan de acción que sea audaz y seguro.

Imagen: unsplash @officestock

CALCULA SI ESTÁ GANANDO TERRENO CON TU JEFE

Evalúa el estilo y enfoque de tu jefe para determinar si obtendrás una mejor respuesta al comportamiento de manera proactiva o reactiva. De esta forma el personal aprende a mantenerse cerca y compartir información relevante con frecuencia y de manera consistente, así el pensamiento del jefe se vuelve más realista. Cuando el panorama parezca que todo está dicho y hecho, durante el tiempo que permanezca el jefe en el trabajo, seguirá siendo responsable de ayudar a su equipo.

Imagen: unsplash @cowomen

Sabemos que lo más frustrante de trabajar para un líder poco realista es satisfacer la mayor parte posible de la misión de la organización y al mismo tiempo mantener tu cordura y autoestima.

Con información de Harvard Business Review