Elige los mejores viajes, ¿convienen los tiempos compartidos?

Hay que considerar que si no lo vas a aprovechar parecerá un despilfarro
Imagen: Unsplash

Cuando adquieres un tiempo compartido y lo haces con la firme convicción de disfrutar tus vacaciones puede sonar grandioso. Al tener una membresía puedes ahorrar hasta 30% del gasto en vacaciones, de acuerdo a expertos del sector.

Imagen: Especial

No todo es miel sobre hojuelas debes pensar en lo siguiente antes de firmar un contrato: ¿quieres ir al mismo lugar cada año? ¿Sabe exactamente cuándo serán tus vacaciones y cuánto durarán? ¿Estás dispuesto a pagarlo aun cuando no lo utilices?

Hay casos donde compran 100 semanas, pero por alguna situación quizá no te las acabas, además pagas mucho de mantenimiento, vayas o no vayas.

Una de las ventajas de estas membresías es que puedes intercambiar tus días en otros destinos, ya sea en México o el extranjero.

En este caso se llegan a cobrar cuota desde los 250 a 350 dólares, todo dependerá del destino.

¿Qué gastos implican?

El tiempo compartido en sí mismo, cuotas de mantenimiento que aumentan cada año, muchas de ellas en dólares, y los costos del viaje como boletos de avión y alimentos.

Hay que considerar que si no la vas a aprovechar parecerá un despilfarro.

Antes de contratar, lo mejor es conocer el desarrollo y si es posible, acercarse con personas que ya lo tienen .

También tome en cuenta que el costo del servicio varía dependiendo de dónde se ubica el desarrollo, el tipo de membresía, el número de personas que se pueden alojar.

Toma las riendas, no te dejes presionar

Al estar de vacaciones no faltan las personas que abordan a uno para regalarle un desayuno, noches gratis de hotel o un paseo en barco, sin decirle que la verdadera intención de esto es venderle un tiempo compartido.

La ley prohíbe hacer eso, es decir, no decir claramente que ese obsequio es porque existe la intención de ofrecer un tiempo compartido.

Imagen: Especial

Si se firma un contrato y uno arrepiente, la ley del consumidor ampara. En este caso, se tiene cinco días para cancelar el contrato sin ninguna penalización. Eso sí, se debe tener la mano el documento que avale dicha cancelación.