Te decimos cómo deshacerte de las llamadas y mensajes de publicidad

La Profeco brinda el servicio para registrarse y librarse de estas llamadas
Imagen: Unsplash

Si has recibido llamadas y mensajes de publicidad y ya no puedes más con estas, te decimos cómo puedes deshacerte de ellas, es muy sencillo.

La Profeco cuenta desde el 2007 con el Registro Público para Evitar Publicidad (REPEP), el cual es un servicio gratuito en el cual al registrarse te liberas de las llamadas de empresas que ofrecen sus servicios para las ventas por llamada.

Registrarse en este sistema es muy sencillo y puedes hacerlo de las siguientes maneras:

  • Vía Internet, ingresando a la página de la Profeco, que encontrará en este enlace, y registrando el teléfono al que recibes este tipo de llamadas.
  • Llamando desde el teléfono que quieres registrar al 55-96-28-00-00 o del interior de la república al 01 800 962 8000

Una vez que registres el teléfono al que deseas que dejen de llamar, tendrás que esperar 30 días para que esto suceda y dejen se usar tu información.

Cabe mencionar que este registro no te libera de las llamadas de cobranza de instituciones financieras, llamadas de organizaciones políticas, de beneficencia o de encuestadores telefónicos, ya que la Profeco no regula estas prácticas.

Imagen: Especial

Las llamadas bancarias o de servicios financieros puedes registrar tu teléfono mediante el Registro Público de Usuarios (REUS) de la Condusef.

En caso de continuar recibiendo llamadas pasados los 30 días, podrás presentar una denuncia en la Profeco llamando al teléfono del consumidor 5555688722 para la CDMX y Área Metropolitana o al 01 800 468 8722 si llamas desde el resto de la República.

  • Debes tener a la mano los siguientes datos:
  • Nombre del proveedor denunciado.
  • Número telefónico o correo electrónico del consumidor.
  • Número telefónico del proveedor que le llamó (opcional).
  • Relación de los hechos expresando: Fecha y hora aproximada, bien, producto o servicio promocionado y descripción de la llamada telefónica.