¿Cuánto cuesta quitarse un tatuaje?

Si el color de tu tatuaje es negro necesitaras menos sesiones y te costará menos dinero
Imagen: Unsplash

Si eres de las personas que se han arrepentido de un tatuaje y buscas cuánto puede salir borrar un tatuaje de tamaño medio, grande o pequeño. Esto te interesa. Hay diferentes precios en función del tamaño en centímetros cuadrados.

Imagen: Unsplash

Hay casos que considerando una sección de 25 centímetros cuadrados serían de unos mil pesos por sesión.

En realidad influyen distintos factores para borrar un tatuaje, como el tamaño, la profundidad a la que se incrusto la tinta, la calidad de la tinta y los colores.

Lo que debes tener muy claro es que el cobro se hace por sesiones, por lo regular un tatuaje de 5×5 se elimina un 15% por sesión y estas se llevan acabo cada cuatro semanas.

Los especialistas debe esperar al menos cuatro semanas para que la piel así como el sistema inmunológico se recuperen, de esta manera se asegura que el paciente no pasa por una desagradable experiencia.

 

¿Qué colores es más difícil remover?

Si el color de tu tatuaje es negro, necesitaras menos sesiones para borrar tu tatuaje y por lo tanto te costará menos dinero, ya que el pulso del láser reacciona mejor con el color negro, de esta forma las cápsulas de tinta son mas fácil de romper.

Los colores como rojo, verde, azul y amarillos son los que mas sesiones van a necesitar.

¿Afecta la cantidad de tinta?

La cantidad de tinta que tenga un tatuaje también es uno de los factores que aumentan la cantidad de sesiones y de igual forma el precio, menciona Removink.

Estos son los casos en los que necesitarás más sesiones

  • Si tu tatuaje se ha retocado varias veces, necesitará más sesiones.
  • Si te tatuaste encima de otro.
  • Si es un tatuaje tribal.

En general, hay lugares en la Ciudad de México donde te cobran desde los mil hasta los 10 mil pesos para quitarte un tatuaje.

Imagen: Unsplash

Recuerda que para un correcto tratamiento, la piel debe estar sana antes de comenzar, por lo que si cicatrizas mal o detectan alguna anomalía, es aconsejable acudir a un dermatólogo.