¿Por qué países como Reino Unido pueden emitir bonos con rendimiento negativo?

Reino Unido emitió bonos de este tipo, te explicamos qué son y como funcionan
Imagen: Especial

Como todos saben los países pueden emitir deuda para obtener recursos, uno de los instrumentos que tienen a su disposición es la emisión de bonos en los mercados, los cuales otorgan un rendimiento a quien invierta en ellos, por supuesto, dependiendo del riesgo y de la nota crediticia que tengan en las principales calificadoras internacionales. En ese sentido, el rendimiento de estos bonos depende del riesgo asociado, el cual puede ser bajo, medio o alto, recordemos que en los mercados, a mayor riesgo, mayor recompensa.

De hecho, hay países cuyo riesgo es tan bajo que pueden emitir deuda con rendimiento negativo, tales como Alemania o Reino Unido, este último emitió bonos con un rendimiento negativo por primera vez en su historia, los cuales fueron de -0.03% con vencimiento a 3 años. Esto es posible gracias al relajamiento de las tasas de interés en el mundo como medida contracíclica ante la crisis causada por el coronavirus.

Pero, ¿Qué son los rendimientos negativos? Básicamente, una tasa negativa quiere decir que los compradores de deuda recibirán al vencimiento del bono una suma inferior a la que prestaron cuando compraron el instrumento. Es decir, en el caso de los bonos emitidos por Reino Unido, recibirán en 3 años un rendimiento de 0.03% menor al de la inversión inicial.

Imagen: Especial

De primera mano parecería que no tendría mucho sentido invertir en este tipo de bonos debido a que de inicio ya hay una pérdida, sin embargo, en momentos de incertidumbre y volatilidad, como el que estamos atravesando, este tipo de instrumentos son atractivos ya que sirven como refugio para los inversionistas en la medida en que no hay pérdidas que sean aceptables, como del 0.03% y, que además, estén respaldados por el Banco de Inglaterra.

Según información del portal El CEO, Reino Unido emitió bonos con vencimiento a 2023 con un rendimiento de 0.03% por un total de 3 mil 800 millones de libras. El interés fue tan grande en estos bonos, que la demanda llegó a las 8 mil millones de libras. Esta emisión de bonos está acompañada de una baja inflación, que en ese país es de 2% y con tasas de interés del 0.1%, es decir, de una política monetaria flexible.