Tarjetas departamentales, te decimos todo que debes considerar antes de tramitarla

Siempre tienes que tener en cuenta que las tiendas establecen fechas límites de pago para abonar a tu cuenta
Imagen: Especial

Ciertas tiendas ofrecen a la entrada estas tarjetas de crédito departamentales y aunque los beneficios son tentadores, hay puntos que necesitas conocer para sacarles mayor provecho. Cada establecimiento determina los requisitos que considere necesarios y las condiciones de las líneas de crédito.

Las tiendas otorgan estas tarjetas de crédito con el fin de que los clientes puedan realizar compras en dichas tiendas o incluso en otros sucursales de la misma cadena. Estas ofrecen descuentos o promociones de temporadas o exclusivas. Al mismo tiempo, los tarjetahabientes tienen la oportunidad de realizar abonar a sus cuentas difiriendo los pagos a meses.

Imagen: Unsplash

Características de las tarjetas departamentales:

  • Son tarjetas de crédito no bancarias, es decir, las tiendas las otorgan y son financiadas con sus propios recursos.
  • Permiten a los clientes hacer compras en otros establecimientos pertenecientes a la misma cadena.
  • Aunque no pertenecen ningún banco, la Profeco vigila las operaciones de estas tarjetas, así que tienen un respaldo.
  • Alunas tiendas ofrecen beneficios como no cobrar anualidad o apertura, descuentos en tu primera compra, entre otras.

Es importante considerar:

  • Hacer compras responsables

Es importante estar consiente de que en algún momento tendrás que pagarlas, aunque sea a meses sin intereses. Con las tarjetas adquieres la responsabilidad y el compromiso de realizar tu pagos.

Al comprar con ellas, toma en cuenta las fechas de corte y de pagos para evitar endeudarte y siempre estar al corriente manteniendo un historial crediticio limpio y poder seguir disfrutando de los beneficios de las tarjetas.

  • Fechas de cortes y pagos

La fecha de corte consiste en el día del mes que la tienda hace el cierre de tu cuenta con todas las compras que hayas realizado durante un lapso de 30 días.

La fecha de pago se refleja días después de la fecha de corte y marca el día que debes abonar a tu cuenta para que no te carguen intereses.

Antes de compara con la tarjeta, asegúrate de que podrás cubrir el monto total de los pagos mensuales, haz un balance de tu ingresos y tu gastos para calcular tu capacidad de pago.