¿Al tener una tarjeta de crédito le vendes tu alma al diablo? Estos son los mitos más comunes

Al tener una tarjeta de crédito adquieres una gran responsabilidad, es la gran certeza
Imagen: Unsplash

Existen mitos hasta para las tarjetas de crédito y te presentamos los más comunes. Hay familiares que nos alertan y creen que es lo peor que nos puede pasar hasta aquellos que no la sueltan ni un segundo.

Cuando tienes una tarjeta de crédito “le vendes tu alma al diablo”

Nadie le va a vender tu alma ni al de la basura, ni te van a sacar el líquido de las rodillas. Lo que sí debes tener en mente es que al adquirir una tarjeta de crédito, adquieres una gran responsabilidad.

Imagen: Unsplash

Todos los gastos que realices dependen de ti, ni el banco ni ninguna institución te obliga a comprar nada, pero si a pagarlo. A nadie le guste perder y mucho menos, hablando de dinero.

Si desconfías de tu auto control para las compras, lo ideal es que le pidas al banco una línea de crédito pequeña y así no gastarás más de lo que tengas.

No puedes cancelar las tarjetas de crédito

Un mito muy común es que no puedes cancelarlas porque eso es mentira. El tiempo de cancelación se vuelve largo y pesado cuando te urge no es de l noche a la mañana te endeudaste de mas y no sabías como terminar de pagar los intereses.

Lo único que debes hacer para cancelarla es liquidar todo. Habla por teléfono al banco y solicita la cancelación.

A veces no se puede cancelar porque la anualidad ya viene para el siguiente corte. Si tienes seguros, cargos domiciliados y otros servicios, lo primero que debemos hacer es cancelar esos servicios, esperar un corte y verificar el saldo.

Me toca ir al Buró de Crédito y es peor que el señor del costal

La probabilidad de que ya estés en Buró de Crédito, sin que tú sepas, muy alto. Se encarga de recabar todo tu historial crediticio y si haces algo positivo el Buró lo registrará pero si haces todo lo contrario también se verá reflejado.

Cuando los bancos y otras instituciones piden referencias para eso está el Buró no es más que demostrar que si tienes algo muy bueno que mostrar de actividades bancarias, los bancos deben saberlo.

Puedo mantener mi tarjeta de crédito con pagar el mínimo

Si compras cuando llegue tu fecha límite de pago vas a tener que dar dinero. El banco te da la opción que pagues sólo una parte, lo que le llaman pago mínimo. Esa no es buena idea porque te cobran intereses sobre todo lo que quedó pendiente pagar.

Todo lo que pagues como mínimo se irá para cubrir únicamente los intereses y como resultado la deuda es interminable e impagable.

Gasto en todo lo que quiero porque es dinero extra de mi sueldo

Lo peor que puedes pensar es que una tarjeta de crédito, es una extensión de tus ingresos. Recuerda que todo ese dinero, el banco te lo está prestando y al obtener la tarjeta estás aceptando pagar todo lo que utilices.

Nunca pienses en comprar algo que no podrías pagar en efectivo al final del mes porque te saldrá mas caro.

Con meses sin interés jamás pagaré intereses

Entre los grandes beneficios son los meses sin intereses. Cuando llega la primer mensualidad ese mismo mes te salieron gastos imprevistos y solo puedes pagar el mínimo y así se terminan tus beneficio de meses sin intereses.

Imagen: Unsplash

Si tienes un saldo pendiente debes cubrir el pago mínimo, parte del saldo y la totalidad de la mensualidad, ya que el pago mínimo no contempla que cubras las parcialidades.