¿Qué sucede si falleció el titular de un crédito hipotecario?

Es importante estar bien informados sobre este tipo de situaciones para evitar problemas
Imagen: Unsplash

La muerte suele ser un evento inesperado, pero ¿qué sucede si falleció el titular de un crédito hipotecario vigente? Aquí te lo vamos a explicar, pero ten presente que es importante estar bien informados sobre este tipo de situaciones para evitar problemas adicionales al momento difícil que atraviesan.

De acuerdo con la información del portal inmobiliario Vivanuncios, citada por Milenio, estas son las acciones que deben realizar los familiares del titular de un crédito hipotecario que falleció.

Revisar testamento

Cuando le propietario del inmueble fallece y la deuda del crédito hipotecario aún no se liquida, lo primero que deben hacer los familiares es conocer si existe un testamento y qué es lo que dice en él.

Es importante tener presente que heredar es un derecho y no una obligación, por lo cual la persona que ‘reciba’ la propiedad puede decidir si se hará responsable de la hipoteca o quiere rechazar el inmueble.

Imagen: Unsplash

En caso de aceptar la herencia y no existir un seguro de vida, el heredero será la persona responsable de cubrir el resto de la deuda y se convertirá en el propietario del inmueble una vez que se termine de pagar, pero, si rechaza la propiedad, entonces debe consultar si el testador determinó a un segundo heredero.

Seguro de vida

Todos los créditos hipotecarios de las instituciones cuentan con un seguro por muerte del propietario, el cual tiene el objetivo de proteger a la familia en caso de su fallecimiento.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) señala que, a partir del fallecimiento del propietario deudor de una hipoteca, hay un plazo de 180 días para notificar a la institución sobre la defunción del derechohabiente y se haga válido el seguro.

Imagen: Unsplash

Los familiares del propietario deben tener presente que este seguro pierde su validez si es que se presenta un atraso de más de tres meses en los pagos de la hipoteca.

Hipoteca mancomunada

En caso de que la propiedad haya sido adquirida a través de una hipoteca mancomunada, la cual consiste en unir los ingresos de los cónyuges para obtener un préstamo más alto y en que cada

deudor es 50% propietario del inmueble, la Condusef establece que cuando es otorgado un crédito de este tipo se liga a la hipoteca un seguro de vida que cubre a ambas personas.

Es decir, en caso de que uno de los dos muera, el seguro cubrirá la deuda, siempre y cuando se haya otorgado el crédito bajo el esquema de cobertura mancomunada conyugal y no haya registro de atrasos en los pagos.