¿Qué es el síndrome de la riqueza repentina y cómo evitarlo al invertir?

Recibir grandes cantidades de dinero súbitamente puede traer problemas psicológicos, te contamos
Fuente: Pixabay

Hay casos de inversionistasapostadoresempresarios o jugadores de la lotería que sufren un padecimiento psicológico llamado síndrome de la riqueza repentina, que los puede dejar peor de como estaban si no lo saben manejar, te contamos.

¿Qué es el síndrome de la riqueza repentina?

Se trata de un padecimiento que afecta a personas que de pronto tienen grandes cantidades de dinero. Esto hace que las personas tomen decisiones que de otro modo no habrían tomado. Este síndrome puede incluir el aislamiento de viejas amistados, sentirse culpable sobre su buena fortuna, o un miedo extremo por perder dinero.

El síndrome de la riqueza repentina hace que las personas tomen decisiones que de otro modo no habrían tomado || Fuente: Pixabay

Esto no está psicológicamente tipificado, aunque ha sido observado por algunos terapeutas en casos de personas que ganan la lotería, que ganaron grandes sumas de dinero o recibieron una gran herencia.

¿Cómo evitarlo?

Hay tres claves que debes seguir si es que estás en esta situación:

Planificar. Aunque es imposible saber si esta bonanza llegará (no sabes a cuánto llegará el precio de tus criptomonedas o acciones, ni sabes si ganarás la lotería, ni puedes tener certeza de recibir una herencia), es importante prepararse mentalmente. Los padres de altos ingresos organizan reuniones con sus hijos para distribuir sus ingresos al morir, estableciendo fideicomisos accesibles solo cuando ambos mueran. Esto sirve para preparar psicológicamente a los hijos, por ejemplo.

Tener grandes cantidades de dinero de forma repentina trae problemas psicológicos || Fuente: Pixabay

No tomes decisiones precipitadas. Si de pronto recibes más dinero del que puedes manejar, pon tu dinero en una cuenta de inversión a bajo riesgo mientras estructuras tus decisiones financieras. Aquí puede hacer sentido contratar un asesor financiero para que evites derrochar o pensar que el dinero que te llegó no se terminaría.

Sé discreto. Los detalles sobre tu riqueza deben guardarse para tu círculo más cercano, porque podrías despertar envidias o solicitudes de dinero. Los millonarios de verdad no van al antro tirando champaña, ni se ponen ropa Gucci, ni quieren que se note su dinero. Ese es el nuevo rico o el clasemediero aspiracionista.

No olvides seguir Oink Oink para más novedades.

Publicidad