Shell comenzará a importar gasolina a México desde su refinería en Texas

La petrolera holandesa Shell, que tiene su línea de gasolineras en México, ha comenzado a importar gasolina de Estados Unidos, con la finalidad de abastecer a sus distintas estaciones de...
Imagen: Especial

La petrolera holandesa Shell, que tiene su línea de gasolineras en México, ha comenzado a importar gasolina de Estados Unidos, con la finalidad de abastecer a sus distintas estaciones de servicio. Con esto, la petrolera busca reducir su dependencia logística con Pemex, ya que hasta el momento, la empresa depende de la red de oleoductos y de pipas de la paraestatal mexicana.

El objetivo de Shell con estas importaciones es abastecer el 25% de sus estaciones de servicio del país, con la finalidad de bajar la dependencia de la red de distribución de Pemex. Recordemos que esta estrategia logística ya es realizada por Mobil, lo que le permitió a principios de año no ser afectado por el desabasto de gasolina generado por la estrategia del gobierno de López Obrador contra el robo de combustibles.

Imagen: Especial

Al respecto, la petrolera anunció que la distribución se dará vía terrestre, específicamente en ferrocarril, el cual viene desde las refinerías en Estados Unidos, hasta una estación de almacenamiento en San José Iturbide, Guanajuato.

Inicialmente, la importación se realizará vía terrestre y posteriormente de forma marítima”, señala la petrolera en un comunicado citado por la revista Forbes.

Asimismo, Shell señaló que las importaciones de petrolíferos servirán para aumentar su presencia en el Bajío, ya que la empresa tiene un plan de expansión en el país, respaldado por una inversión de mil millones de dólares para los próximos 10 años.

Hay que recordar que Shell cuenta con la refinería de Deer Park en Texas, en asociación con Pemex. Esta planta procesa diariamente 340 mil barriles de crudo y es operada por 2 mil 300 personas.

Imagen: Especial

La importación de nuestro propio combustible es parte fundamental de nuestra oferta de valor y representa un factor esencial para apoyar nuestros planes de crecimiento en México durante los próximos años“, señaló Murray Fonseca, director de downstream de Shell México.

Con estas nuevas medidas, Shell se unió a BP, Marathon y Exxon-Mobil, como las empresas que están trayendo al país su propia gasolina. Actualmente las empresas privadas representan el 30% del mercado de gasolina en el país, el problema es que Pemex concentra el 95% del suministro de gasolina.