¿Quieres tener un bebé? Esto cuestan los 9 meses de embarazo

Redacción Oink Oink
Imagen: unsplash @drew_hays

Bienvenidos a la paternidad. Eres un padre nuevo y orgulloso, a la vez lleno de alegría y terror. Ya que ahora serás responsable de otro ser humano, debes saber que la estimación de lo que costará tu bebé solo en los nueve meses de gestación en México pueden ser hasta 100 mil pesos, sin tener en cuenta enviarlo a la universidad, es probable que necesite al menos mucho más.

Los hijos vienen con la torta bajo el brazo, refiere a la bonanza que representaba en tiempos pasados que un niño naciera, puesto que se le veía como un integrante más para trabajar y ayudar a la familia. Hoy en día la situación es diferente, puesto que hay personas que deciden incluso no tenerlos”, Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El dicho organismo replicó en su sitio web un estudio elaborado por bebe2go.com, donde se reveló que los padres necesitan un presupuesto aproximado de 260,000 pesos para el tiempo del bebé en el vientre de la madre y los primeros 9 meses de vida del nuevo integrante.

La investigación tomó en cuenta los gastos médicos, alimenticios, vestido y artículos indispensables en Monterrey, Puebla, Ciudad de México, Cancún y Guadalajara. En los primeros 9 meses del embarazo las mamás se someten a exámenes y pruebas prenatales para conocer la condición de su salud del producto.

1) GINECÓLOGO. La elección correcta de un ginecólogo particular es fundamental para la salud de la madre y del bebé. Las consultas mensuales van de los 400 a los 1,200 pesos.

2) LABORATORIOS. Las próximas mamás necesitarán exámenes y pruebas prenatales en laboratorios para saber del estado de salud del bebé, por ejemplo: Ultrasonido obstétrico para confirmar embarazo de 559 hasta los 1,500 pesos.

Imagen: unsplash @thepootphotographer

3 PRUEBAS. Un paquete básico prenatal de química sanguínea de 24 elementos, prueba de VIH, herpes e infecciones desde los 600 a los 1,500 pesos. Ultrasonido 4D: 1,034 pesos. Pruebas genéticas durante en el primer trimestre 1,269 a 3,200 y durante la semana 24, de mil a 1,700 pesos.  La química sanguínea de 24 elementos para descartar diabetes gestacional e hipertensión de 800 a 1,200 pesos y los exámenes preoperatorios de los 600 a 800 pesos.

3) MEDICAMENTOS. Vitaminas, Ácido fólico, calcio, suplementos alimenticios y medicinas: 1,500 a 2 mil pesos.

4) CLÍNICAS. El costo del parto dependerá si es parto natural o cesárea, clínica o parto en casa. Recuerda que hay instituciones gubernamentales como el IMSS e ISSSTE que si eres derecho habiente te otorgan un servicio gratuito. En los hospitales privados el precio dependerá del tipo de parto y en qué lugar nacerá, el número de hijos, noches de estancia, medicamentos, si requiere un especialista y cuidados especiales si hay algún tipo de complicación.

Imagen: unsplash @sharonmccutcheon

Los precios en una clínica privada por un parto natural sin complicaciones van de los 20 mil a 100 mil pesos por bebé (incluidos los honorarios médicos). Si fuera un embarazo múltiple se deben desembolsar 6 mil a 15 pesos por criatura, más gastos de honorarios médicos.

Si el parto necesita cesárea, los costos se incrementarán 20% aproximadamente de no haber complicaciones, y el costo será de 25 mil a los 85 mil pesos más gastos de honorarios médicos.

5) BÁSICOS. Artículos básicos son una cuna sencilla 5 mil a 15 mil pesos, carriolas de 2 mil a 20 mil pesos, sillas del coche 3 mil a 6 mil pesos, biberones de 80 a 250 pesos, pañales mil a 1,300 pesos al mes, fórmulas 180 a 380 pesos por una semana, esterilizadores 850 a 1,700 pesos, pañalera 700 a 2,500 pesos.

Imagen: unsplash @kellysikkema

6) TRATAMIENTOS. Los tratamientos con el pediatra pueden ir de los 500 a los 1,300 pesos por consulta, vacunas de 600 a 1,500 pesos o gratis si es en una clínica gubernamental.

Saber cuánto cuesta tener un bebé da una idea clara de los ingresos que necesitarás si ambos padres compartirán gastos o tendrán la responsabilidad solos. Está bien sentirse un poco abrumado y aterrorizado como un nuevo padre: habrá muchos más momentos de ansiedad en el camino, pero habrá aún más momentos llenos de alegría y asombro.

Con información de Condusef