Despídete de ir a la oficina, por ley podrás hacer ‘home office’… siempre

Con esta reforma a la Ley Federal del Trabajo que se está cocinando en la Cámara de Senadores te podrás ir despidiendo de las horas nalga en la oficina, del...
Imagen: Especial

Con esta reforma a la Ley Federal del Trabajo que se está cocinando en la Cámara de Senadores te podrás ir despidiendo de las horas nalga en la oficina, del tupper, del tráfico o del metro en hora pico, ya que están legislando que famosísimo ‘home office‘ o ‘teletrabajo’ se vuelva formalmente una modalidad de trabajo.

Esta reforma no solo te facilitará tomar esta opción de trabajo una o dos veces a la semana, sino que te permitirá hacerlo permanentemente, ya que la legislación sobre el ‘teletrabajo’ establece que puede hacerse un trabajo a distancia facilitado por el uso de las nuevas tecnologías.

Imagen: Especial

Algunos de los beneficios que podría traer esta modalidad de trabajo son, en primer lugar, medioambientales debido a que se reduciría el tráfico, lo cual implica también una reducción del estrés de los trabajadores, ya que no tendrán que batallar con el tránsito y la saturación del transporte público.

En segundo lugar, esta modalidad de trabajo genera mayor ahorro para los empleados, así como mayores responsabilidades respecto del cumplimiento de las obligaciones contractuales.

De acuerdo con la propuesta presentada en el Senado de la República, el ‘teletrabajo’ puede establecerse como una opción laboral importante en el país, ya que puede constituirse como una opción muy importante para sectores sociales como: personas con discapacidad, madres solteras, jóvenes y adultos desempleados, así como, personas que viven en lugares de difícil acceso.

Imagen. Especial

La iniciativa de reforma busca, además, que los contratos laborales deben establecer y prever las condiciones de servicio y los medios tecnológicos y de ambiente para realizar esta modalidad de trabajo. Asimismo, la nueva ley obligaría a los empleadores a dar a sus teletrabajadores igualdad de trato, remuneración, capacitación y seguridad social.

Con información de Chilango