Senado de Estados Unidos ratifica el T-MEC

Tras un camino con muchos obstáculos y frenos, finalmente se ratifica el nuevo tratado comercial en Estados Unidos
Imagen: Especial

Finalmente sucedió. Tras largas negociaciones y muchos contratiempos, la Cámara Alta de los Estados Unidos aprobó la ratificación del nuevo tratado de libre comercio entre los países de América del Norte, el cual viene a sustituir al TLC.

Imagen: Especial

De acuerdo con información de El Universal, el acuerdo ahora sólo se encuentra a un sólo paso de su total ratificación, y de su eventual implementación. Por lo pronto, tanto en la Cámara Baja como en la Alta, el T-MEC encontró una amplia aceptación. Hace 40 días, en la cámara de Representantes se voto a favor del tratado con 385 a favor y 41 en contra. En el Senado, mientras tanto, votaron 89 a favor y 10 en contra.

El siguiente paso del documento es el despacho oval del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que lo firme, haciendo completamente oficial la ratificación de parte del Gobierno de Estados Unidos.

“Es la mayor actualización de la política comercial norteamericana en casi 30 años”, dijo el líder republicano del Senado, Mitch McConnell.

Además agregó: “Qué buena semana de éxitos substantivos para la nación, para el presidente y para el comercio internacional”

México ya había dado los pasos correspondientes para ratificar el T-MEC. Aprobó el documento desde finales del año pasado. Sólo queda pendiente la aprobación de Canadá, de quien se espera que lo haga sin muchos contratiempos. Muy probablemente lo harán cuando su Cámara de Comunes regrese a trabajar, el lunes 27 de enero.

“Todos los ojos estarán sobre Canadá para que hagan su trabajo rápido para así poder trabajar en la implementación del acuerdo”, dijo el senador republicano Chuck Grassley.

Imagen: Especial

Desde 2017, el nuevo tratado había encontrado muchos obstáculos. En una primera fase, se logró encontrar consenso tras múltiples negociaciones, que se materializaron en la firma del 30 de noviembre de 2018 en Buenos Aires, en el contexto del G-20 – todavía con Enrique Peña Nieto, como titular del ejecutivo en México -. Sin embargo, después encontró freno en la Camara de Representantes de Estados Unidos, donde el documento sufrió múltiples variaciones, hasta llegar a donde nos encontramos hoy.