El SAT va por la herencia de los deudores que ya fallecieron

Como bien sabes una persona o empresa solo tiene un Registro Federal de Contribuyentes (RFC) en toda su vida, el cual es proporcionado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT)...
Imagen: Especial

Como bien sabes una persona o empresa solo tiene un Registro Federal de Contribuyentes (RFC) en toda su vida, el cual es proporcionado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para identificar a los contribuyentes y saber quién le debe y quién está en “ceros”, pero ¿qué pasa si le debes al SAT y falleces o tu compañía cierra? Aquí te lo decimos.

De acuerdo con El Universal, el RFC es una clave única que otorga el SAT, una vez que una empresa o persona se ha dado de alta ante el Servicio Tributario no hay manera de darlo de baja, sólo se debe notificar si aumentó o suspendió actividades, pero la cédula seguirá vigente, aunque la persona muera o la compañía cierre, lo mismo pasa con el adeudo fiscal.

“El RFC no se cancela, se hacen modificaciones si estás activo o inactivo, pero al momento del fallecimiento del contribuyente se tiene que hacer la cancelación para que no sigan corriendo las obligaciones de pago”, informó el fiscalista Roberto Colín Mosqueda.

Imagen: Especial

Además, el integrante de la Comisión Fiscal 2 del Colegio de Contadores Públicos de México, explicó que hay mucha gente que no conoce que hay un proceso fiscal que se debe realizar cuando un contribuyente falleció.

“Tenemos la idea de que los adeudos fiscales son como los bancarios, que a la muerte se quita la deuda, y no es así. Al fallecimiento del contribuyente, el fisco va a intentar cobrarse de la masa hereditaria que haya dejado, si existiera”, explica el experto.

Remarca que este proceso es un trámite bastante sencillo, pero para aquellos que tuvieron actividad empresarial o era asalariado, el problema es cuando hay una herencia de por medio, pues cuando hay una sucesión testamentaria y hay un adeudo pendiente de pago, la autoridad va a pedir que en esa sucesión se pague su parte.

Imagen: Especial

Ten presente que solo se podrá cancelar el Registro Federal de Contribuyentes cuando ese adeudo se haya pagado por completo; es muy importante que la familia del difunto vaya al SAT a notificar sobre la defunción de la persona, pues sino se seguirán generando multas, recargos y actualizaciones de la deuda y el problema se hará más grande.

Finalmente, el fiscalista Colín Mosqueda anunció que la cancelación por defunción lo puede realizar el cónyuge, un familiar cercano o un tercero interesado; este trámite se puede realizar en línea o acudiendo a las oficinas del organismo presentando el acta de defunción.