¿Cómo saber que un diamante es real?

Todos sabemos que los diamantes no son baratos, por eso mismo no es raro que pueda generarnos mucha desconfianza y preocupación que, si estamos considerando comprar un diamante para un...
Imagen: Especial

Todos sabemos que los diamantes no son baratos, por eso mismo no es raro que pueda generarnos mucha desconfianza y preocupación que, si estamos considerando comprar un diamante para un regalo o pedir matrimonio, estemos comprando realmente aquello por lo que estamos pagando mucho dinero. Por eso, te damos algunos tips para saber que un diamante es real.

Pruebas para saber que un diamante es real

Imagen: Especial

  • Brillo: lo primero que tienes que checar para saber que un diamante es real es su brillo. Los diamantes auténticos brillan mucho. Entonces, si te topas con una piedra que más que brillar tiene opacidad, entonces es probable que sea falsa.
  • Defectos: los diamantes reales difícilmente presentan alguna clase de defectos, como rasguños o quiebres. Recuerda que los diamantes son de los minerales más duros y resistentes del planeta. Por lo tanto, si la piedra que te quieren vender presenta alguna anormalidad, entonces duda de su autenticidad. Eso no significa que los diamantes no pueden ensuciarse o mancharse. No obstante, hay maneras de limpiarlos.
  • Transparencia: una prueba sencilla que le puedes hacer al diamante para saber si es real es apuntarlo hacia alguna fuente de luz y tratar de ver a través de él. Si puedes ver lo que hay del otro lado entonces no es un diamante real, pues los diamantes auténticos son tan complejos en su interior que es casi imposible ver a través de ellos.

Imagen: Especial

  • Resistencia: otra prueba que puedes hacer sobre el diamante tiene que ver con el punto de los defectos. Aplícale fuerza al diamante y si se daña o se rompe, entonces sin duda es un diamante falso, pues los diamantes reales difícilmente se dañan o se rayan con facilidad.
  • Respira sobre él: una prueba más para saber si un diamante es real es respirando sobre él. Si al hacerlo, el vaho que aplicaste sobre él se queda sobre la piedra, entonces el diamante es falso.
  • Usa agua: una última prueba fácil de aplicar para saber si un diamante es auténtico es echar la piedra sobre un recipiente lleno de agua. Si el mineral se hunde, entonces es real; en cambio, si flota, entonces considéralo falso.

Con información de R.S.V.P

Publicidad