¿Qué riesgos enfrenta el plan de negocios de Pemex?

El día de ayer se presentó el Plan de Negocios de Pemex 2019-2023, el cual, en términos generales establece que se buscará rescatar financieramente a la petrolera más endeudada del...
Imagen: Especial

El día de ayer se presentó el Plan de Negocios de Pemex 2019-2023, el cual, en términos generales establece que se buscará rescatar financieramente a la petrolera más endeudada del mundo a través de distintos estímulos que van desde la reducción de la carga fiscal, hasta el aumento de su presupuesto. Esto con la finalidad de sanar las finanzas de la empresa del estado a través del aumento de su capacidad de inversión y su productividad.

Hasta el momento los mercados se han mostrado cautelosos ya que los principales organismos financieros, sobre todo las calificadoras, se encuentran revisando el plan con lupa. Sin embargo, algunos analistas han señalado de manera preliminar que el plan de negocios presentado parece que será insuficiente y los más pesimistas adelantan que Moody’s y S&P seguirán a Fitch y bajarán la nota de Pemex por debajo del grado de inversión.

La principal razón de este escepticismo tiene que ver con que el margen de operación que este plan de negocios le da a Pemex irá a inversiones como la refinería Dos Bocas cuya rentabilidad está en duda.

Imagen: Especial

De hecho, el documento presentado por Pemex reservó toda la parte relacionada a los riesgos que enfrenta la paraestatal, amparados bajo los lineamientos del artículo 110, fracción IV de la Ley Federal de Acceso a la Información Pública. No obstante, la revista Forbes, tuvo acceso a los riesgos que Pemex mismo calcula en su propio plan de negocios, te mencionamos algunos de los principales:

Menos reservas petroleras

En este caso, Pemex observa que un riesgo latente que enfrenta tiene que ver con que hayan menos reservas de las que calcula, es decir, que haya una menor incorporación de reservas 3p (probadas, probables y posibles) y que las 1p (probadas) sean menos de las esperadas. Esto impactaría las finanzas de Pemex en la medida que podrían invertir dinero en lugares donde no haya petróleo.

Perdida de liquidez y encarecimiento de costos financieros

Esta variable de riesgo es sin duda el más importante, ya que un incremento de los costos financieros de Pemex implicaría que la empresa pierda liquidez y aumente la posibilidad de que caiga en incumplimiento de pago. Es por eso que todos están al pendiente de las notas que emitan las calificadoras, ya que una rebaja en la calificación implicaría un encarecimiento de los rendimientos de los bonos de la paraestatal, que se traduce en mayores intereses y comisiones. Esto podría contagiar a las finanzas públicas del país, lo que quiere decir que la deuda de México también tendrá más costos.

Imagen: Especial

Recursos insuficiente para inversión

Pemex corre el riesgo de que los beneficios fiscales y el presupuesto asignado desde el gobierno federal sea insuficiente para aumentar la producción de la paraestatal. Un escenario de este tipo podría generar una baja en la productividad de la petrolera, lo que lleva a mayor estancamiento y descapitalización.

Proyectos poco rentables

Este riesgo se refiere sin duda al proyecto de la refinería Dos Bocas, el cual según estimaciones del IMCO, tiene solo el 2% de probabilidad de éxito. Además, la refinería utilizará recursos que podrían ser invertidos en áreas mucho más rentables del sector, como exploración y producción de crudo. De hecho, el gran factor que podría generar una baja en la calificación de Pemex es este, debido a que se proyecta como un negocio poco rentable.

El plan de negocios de Pemex tiene posibles contempla estos riesgos y plantea distintas medidas para reducirlos. Sin embargo, si el plan no resulta creíble para los mercados y las calificadoras después de una revisión exhaustiva, se vendrá un entorno de incertidumbre y volatilidad fuerte.

Con información de Forbes