Esto es lo que nadie te ha dicho sobre rentar una propiedad

Invertir en legalizar el arrendamiento te ayudará a proteger tus derechos y los del inquilino
Imagen: Unsplash

En tiempos de obtener ingresos extras para tu día a día hay una opción que se apodera de tu mente: rentar tu propiedad. Ten mucho cuidado hay el lado oculto que necesitas conocer antes de volverte arrendador.

Contrato personalizado y evitar uno genérico

Debes quitarte de la cabeza no realizar contratos de arrendamiento y solo confiar en la palabra de los inquilinos.

Imagen: Unsplash

Existen inquilinos que se aprovechan de cualquier situación para sacar provecho a expensas del arrendador. un ejemplo muy común es la falsificación de documentos y hacer que parezca que el arrendador en realidad le vendió la casa para apoderarse de ella.

Otra de las artimañas es que apelan al mecanismo de prescripción positiva, donde comprueban con recibos pagados que ha vivido más de cinco años de forma continua y pacífica en la propiedad y ha pagado los impuestos y servicios de esta, con lo cual legalmente tiene el derecho de pasar de poseedor a propietario.

Estas situaciones ocurren porque se tiene pena a que el inquilino “vaya a pensar que no confío en él” o “es buen pagador y no se vaya a ir”.

Invertir en legalizar el arrendamiento te ayudará a proteger tus derechos y los del inquilino.

Los inquilinos que no son responsables

Hay inquilinos que son conflictivos con los arrendadores. Lo primero que debes hacer antes de rentarle a otra persona es investigarlo en el Buró de crédito y solicitarle una carta de antecedentes no penales, más si se trata de un inmueble costoso.

Será una obligación pedir un fiador, una persona que responda por si el inquilino se retrasa con el pago de su renta y, de ser posible, una propiedad en garantía, en cuyo caso, habrá que verificar en el Registro Público de la Propiedad que no se encuentre hipotecada.

Además, será indispensable agregar al contrato de arrendamiento una cláusula donde el arrendatario declara que no se dedica a actividades ilegales ni usará tu propiedad para tales fines.

Otro consejo es que registres tu contrato en el Padrón de Arrendamientos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, para sentar un precedente y deslindarte de responsabilidad en el caso de actividades ilegales en tu casa o departamento. Lo mejor es que este trámite es gratuito, menciona Dinero en Imagen.

Imagen: Unsplash

Contratar un seguro

Si está en tus posibilidades económicas, existen distintos seguros que te protegen como propietario cuando alquilas tu inmueble, el más común es el seguro de vivienda. Con este, puedes quedar amparado en caso de daños en la construcción producto de fenómenos naturales, daños a terceros por desperfectos en las instalaciones, o incluso cubrir gastos al hacer una remodelación o ampliación.

Recuerda que  no está demás tomar el mayor número de medidas a tu incursión al mundo de ser arrendatario.