¿Qué debes considerar cuando vas a renovar tu contrato de arrendamiento?

Redacción Oink Oink ?
Imagen: Especial

Es muy fácil pensar que la renovación de un contrato de arrendamiento es hacer exactamente lo mismo que la primera vez que estableciste dicho contrato, pero no necesariamente. Hay ciertas cosas que debes de considerar a la hora de renovar tu contrato de arrendamiento.

En primer lugar, vale la pena recordar que el contrato de arrendamiento es relevante porque establece los límites y alcances del uso que se le puede dar al inmueble, así como los lineamientos de mantenimientos y otros aspectos.

Imagen: Especial

De acuerdo con información que Rocío Uribe Benítez, directora de Quality Inmobiliaria Uribe, le dio a Entrepreneur, para que los contratos de arrendamiento tengan legalidad se deben de realizar por un periodo de 12 meses, para después renovarlos.

En la renovación, se vuelven a negociar las condiciones y cláusulas del arrendamiento. Empezando por el nuevo precio de renta que se tendrá que pagar.

“Es importante que se estipule un rango de aumento, el cual puede ser entre la inflación y un máximo de 10%, esto para que el arrendador y arrendatario tengan la opción de negociar un porcentaje. En casa-habitación lo más que puede incrementar es 10% y en comercial por arriba de esa cantidad”, dijo Uribe.

Otro elemento que se puede renegociar es el costo del mantenimiento a cubrir. Desde cuál ser la nueva cuota hasta quién será el responsable de hacerse cargo de ella. Lo mismo sucede con el depósito de un mes que el inquilino deja a depósito, pues tiene que ajustarse de acuerdo al nuevo precio de la renta.

Imagen: Especial

Este depósito le sirve al dueño del inmueble para cubrir los daños, deudas o el pago de servicios pendientes que pudieron haberse dejado en el inmueble durante la estancia del inquilino, una vez que este último deje la propiedad.

Dos recomendaciones que da la directora de Quality Inmobiliaria Uribe a la hora de renovar tu contrato de arrendamiento son que la apertura y renovación del contrato de arrendamiento se hagan ante notario, en atención a la Ley Nacional de Extinción de Dominio, así como no ablandar los requisitos en la renovación de un contrato con el mismo inquilino.

“Luego sucede que como el primer año el arrendatario pagó bien, entonces el segundo le quitan la póliza o perdonan el aval”, explicó.