Si tienes 400 mil pesos puedes invertir en remates hipotecarios

Desde los 400 mil pesos puedes participar en la oferta de remates hipotecarios para adquirir una cesión de derechos para obtener una propiedad a un valor menor que el comercial,...
Imagen: Especial

Desde los 400 mil pesos puedes participar en la oferta de remates hipotecarios para adquirir una cesión de derechos para obtener una propiedad a un valor menor que el comercial, en promedio 30% y se puede ver como una inversión en la que podrías obtener 20% de utilidad anual sobre la inversión inicial en un plazo de doce a veinticuatro meses explica El Financiero.

Te recomendamos: Estas son las ciudades mexicanas con las casas y departamentos más caros

¿Cómo adentrarse al mundo de los remates bancarios de inmuebles?

En realidad, está al alcance de cualquier persona, pero lleva su tiempo, por lo que resultan atractivos para quien está a la expectativa de una buena oportunidad para quien van a iniciar una carrera de inversionista en el mercado de bienes raíces. Debe quedar claro, si tu plan es mudarte de inmediato eso no sucederá y deberás buscar otra opción.

Imagen: Especial

¿Qué es un remate hipotecario?

El remate hipotecario es un proceso jurídico en el que se ordena la adjudicación y venta de una propiedad porque el titular del inmueble fue demandado al dejar de cubrir la hipoteca y para que la institución financiera recupere parte de la inversión o del crédito. Es recomendable que no te aventures solo cuando veas las atractivas ofertas en internet debido a que será un proceso legal y requerirás un especialista que garantice tu inversión.

Imagen: Especial

Lo que debes saber de los remates hipotecarios

En los remates hipotecarios existirá una puja que iniciará con dos terceras partes del valor real del inmueble. Un bien inmueble puede estar ofertado hasta en menos de la mitad de su valor comercial, pero ese monto es apenas la cifra que entrará en subasta y se otorgará a la oferta más elevada. Una vez que sea aprobada deberás hacer la escrituración y realizar el proceso de posesión para la entrega física de la propiedad contratada. El tiempo que tarda este proceso puede ser de hasta 28 meses.