¿Qué tipo de felicidad valora más la gente en el trabajo?

La felicidad es quizás el factor de rendimiento más incomprendido
Imagen: Unsplash

Investigaciones muestran que cuando las personas trabajan con una mentalidad positiva, el desempeño en casi todos los niveles (productividad, creatividad, compromiso) mejora. Sin embargo, la felicidad es quizás el factor de rendimiento más incomprendido. Por un lado, la mayoría de la gente cree que el éxito precede a la felicidad. “Una vez que obtenga una promoción, seré feliz”, piensan. O, “Una vez que alcance mi objetivo de ventas, me sentiré genial”. Pero debido a que el éxito es un objetivo en movimiento, tan pronto como alcanzas tu objetivo, lo vuelves a levantar, la felicidad que resulta del éxito es fugaz.

Imagen: Unsplash

De hecho, funciona al revés: las personas que cultivan una mentalidad positiva se desempeñan mejor ante los desafíos. A esto se le llama la “ventaja de la felicidad”: todos los resultados comerciales muestran una mejora cuando el cerebro es positivo.

Otro error común es que nuestra genética, nuestro entorno o una combinación de los dos determina cuán felices somos. Sin duda, ambos factores influyen. Pero la sensación general de bienestar es sorprendentemente maleable. Los hábitos que se cultivan, la forma en que se interactúa con compañeros de trabajo, cómo se piensa sobre el estrés, todo esto puede manejarse para aumentar la felicidad y posibilidades de éxito.

Desarrollar nuevos hábitos

Entrenar tu cerebro para que sea positivo no es tan diferente de entrenar tus músculos en el gimnasio. Investigaciones recientes sobre la neuroplasticidad, la capacidad del cerebro para cambiar incluso en la edad adulta, revelan que a medida que se desarrollan nuevos hábitos, se reconfigura el cerebro.

¿Qué puedes hacer?

  • Anota tres cosas por las que estás agradecido.
  • Escribe un mensaje positivo a alguien en tu red social.
  • Medita en tu escritorio durante dos minutos.
  • Realiza ejercicio durante 10 minutos.
  • Toma dos minutos para describir en un diario la experiencia más significativa de las últimas 24 horas.

Cambiar tu relación con el estrés

El estrés es otro factor central que contribuye a la felicidad de las personas en el trabajo. Muchas empresas ofrecen formación sobre cómo mitigar el estrés, centrándose en sus efectos negativos para la salud. El problema es que las personas se estresan por estar estresadas.

Es importante recordar que el estrés tiene ventajas. La actitud hacia el estrés puede cambiar drásticamente la forma en que afecta.

El estrés es una parte inevitable del trabajo. La próxima vez que te sientas abrumado, intenta este ejercicio: Realiza una lista de las tensiones que sufres. Colócalas en dos grupos: los que puedes controlar (como un proyecto o su bandeja de entrada) y los que no puedes (el mercado de valores, los precios de la vivienda). Elige un estrés que puedes controlar y propon un pequeño paso concreto que puedas tomar para reducirlo. De esta manera, puedes impulsar a tu cerebro a volver a una mentalidad positiva y productiva. Está claro que aumentar tu felicidad mejora tus posibilidades de éxito. Desarrollar nuevos hábitos, nutrir a tus compañeros de trabajo y pensar positivamente sobre el estrés son buenas formas de comenzar.