¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Eres vendedor? Estos son los secretos de persuasión de Aristóteles

Antes de vender hay que conectar y generar confianza en la autoridad del vendedor
Redacción Oink Oink
Imagen: Unsplash

¿Eres vendedor y te gustaría mejorar tus habilidades? Te presentamos los secretos de persuasión de Aristóteles.

El Ethos, o la relación

Para Aristóteles, lo primero en la persuasión es el Ethos, que significa el carácter ético o moral de la persona que habla. El filósofo lo tiene muy claro: lo primero en la venta es la relación de confianza que procede de la autoridad de quien persuade, explica Francisco García Pimentel en Entrepreneur.

No importa que el producto sea bueno, o que se tengan grandes argumentos, porque si falla la confianza, entonces el cliente no estará en disposición, siquiera, de escucharlos. Antes de vender hay que conectar y generar confianza en la autoridad del vendedor.

Imagen: Unsplash

El Pathos o la emoción

La mayoría de nuestras decisiones diarias ocurren dentro del sistema límbico de nuestro cerebro. Aristóteles no tenía imágenes por resonancia magnética, pero dio en el clavo cuando afirmó que, en efecto, a la hora de persuadir, el sentimiento y la emoción van por delante de la razón.

Las teorías modernas del neuromarketing o las neuroventas atacan esta cualidad del cerebro humano. Las emociones son reacciones orgánicas de nuestro cuerpo a estímulos externos. La inteligencia emocional consiste, precisamente, en saber hacer conscientes estas reacciones para poder dirigirlas, controlarlas o potenciarlas.

Imagen: Unsplash

Si Aristóteles fuera vendedor, dedicaría tiempo a escuchar al cliente; a hacer que se sintiera único y especial. Buscaría un entorno en donde los sentidos fueran encantadores –los olores, los sabores, los sonidos, los paisajes- para generar una experiencia agradable. Le otorgaría elegantes finezas al cliente, ofreciendo valor antes de pedir compromiso, se mostraría apasionado al hablar de su propósito y de su producto.