¿Qué pasa con mi ahorro si cotizo ante el IMSS y aún no elijo mi Afore?

No elegir tu Afore puede complicarte algunos trámites
Debes de elegir una Afore | Fuente: Unsplash

Cuando iniciamos nuestra vida laboral, es posible que olvidemos realizar ciertos trámites que a futuro nos pueden afectar. Este es el caso de elegir una Afore, pero qué pasa si cotizas y no seleccionas una cuenta. A continuación te explicamos.

¿Qué pasa con mi dinero si aún no elijo Afore?

La Consar te asignará una Afore con buenos rendimientos | Fuente: Unsplash

Hasta hace unos años, cuando un trabajador no elegía la Afore que administrara su ahorro, la Consar (Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro) enviaba los recursos a una cuenta concentradora donde se acumulaban hasta que trabajador elegía una Afore.

Al día de hoy, la Consar toma el dinero del trabajador que aún no elige una cuenta y la asigna a la Afore que mejor rendimientos haya tenido en el año, así de manera consecutiva hasta que decidas registrarte en una administradora para el retiro.

Consecuencias de no elegir una Afore

Evita contratiempos y elige una Afore | Fuente: Unsplash

Si bien, de esta manera la Consar garantizará que tu ahorro genere rendimientos durante el tiempo que cotices ante el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social), te enfrentarás a ciertos contratiempos cuando quieras realizar un trámite.

Esto se debe porque las Afores necesitan crearte un expediente biométrico para facilitar los trámites mientras verifican tu identidad, por lo tanto al no tener una Afore asignada por voluntad propia, tendrás que esperas en realizar este proceso.

Además, para los retiros parciales por desempleo, o matrimonio, se pide un mínimo de semanas con una Afore, lo que también te afectará. Para evitarlo es importante que localices dónde está tu dinero y posteriormente te dirijas a la Afore que más te convenga para abrir una cuenta fija.

Si quieres más información sobre el manejo de tu Afore, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink

Publicidad