¿Cómo nuestras opiniones sobre el home office han cambiado para siempre?

20% de la fuerza laboral global podría trabajar desde casa de tres a cinco días a la semana
(Imagen: pexels)

Ahora que el mundo ha cambiado con el coronavirus, la forma en que nos sentimos acerca del trabajo y nuestras carreras tampoco volverá a ser la misma. Estamos inventando nuevas rutinas para hacer las cosas en el home office.

Pero la forma en que pensamos sobre nuestro trabajo en general también se ha transformado.

Cambios como sentarse alrededor de las mesas de la cocina, compartir el espacio con los hijos y vernos obligados a enfocarnos en nuevos entornos han estimulado nuevos descubrimientos sobre nuestra vida laboral.

Muchos han encontrado nuevos éxitos en lugares inesperados, han ampliado sus habilidades o han mejorado la productividad y el bienestar. Aún así, los grandes cambios también pueden ser desafiantes, como aprender a hacer la transición a una tecnología desconocida o cuestionar los intereses, valores y trayectorias profesionales profesionales.

Y, como los nuevos datos muestran que el trabajo remoto probablemente se convertirá en la norma, los investigadores de McKinsey predicen que el 20% de la fuerza laboral global podría trabajar desde casa de tres a cinco días a la semana. Es poco probable que volvamos a la “antigua” forma de hacer las cosas pronto.

Imagen: Unsplash

Pocas cosas están claras en esta pandemia, pero si hay una cosa es: nuestra relación con nuestra vida laboral cambiará permanentemente.

¿Encantados de estar en este nuevo entorno?

El trabajo remoto ha permitido ver los trabajos como independientes de las ubicaciones. Esto puede explicar por qué tantos trabajadores de los que escuchamos están tratando de aprender nuevas habilidades e infundir más pasión en su trabajo. También puede ser la razón por la que algunas personas están buscando nuevos trabajos por completo.

Y aunque pueda parecer que no es el momento de buscar un nuevo puesto, muchos sectores siguen contratando.

Por supuesto, la nueva cara del trabajo no viene sin arrugas. Trabajar en equipos durante la pandemia durante los últimos nueve meses ha sido una curva de aprendizaje, la ‘fatiga pandémica’ ha comenzado, y la gente parece menos dispuesta a participar en trabajos y conversaciones significativas, las cosas se han vuelto un poco desesperadas a veces.

Vinculación con compañeros de trabajo

Muchos se han encontrado cara a cara con preguntas que ni siquiera sabían que tenían que hacer. ¿Cómo se vincularán con sus colegas, especialmente con los trabajadores jóvenes que buscan establecer contactos y construir una base sólida para una carrera? ¿Cómo profundizará el trabajo remoto las desigualdades existentes, especialmente para los trabajadores que no pueden trabajar desde casa? ¿Y qué hay de su efecto en nuestra salud mental y en las personas que tal vez no prosperen en un entorno remoto tanto como en otras?

También está la cuestión de encontrar el equilibrio: en el nuevo mundo laboral, ¿cómo, exactamente, podemos hacer eso? Esta es una de las preguntas más urgentes para los padres que trabajan con niños pequeños. Los padres pueden ser interrumpidos por sus hijos hasta 15 veces por hora. Por supuesto, esto puede afectar la productividad, pero también la salud mental y la felicidad.

Los desafíos son importantes, pero, por otro lado, las recompensas también pueden serlo. Muchos han descubierto que aprender a adaptarse y saber cuándo reevaluar los valores y las metas les ha llevado a una mayor satisfacción e incluso a un mayor equilibrio.

A medida que todos continuamos adaptando nuestra mentalidad de trabajo a un presente que cambia rápidamente y a un futuro incierto, una cosa es segura: aún se desconocen muchas cosas. Pero si seguimos teniendo discusiones sobre todos los cambios, nuestro nuevo y valiente mundo laboral podría ser más fácil de navegar de lo que pensamos.

Publicidad