Siete razones por las que los empleados pierden la motivación

Reconocer temprano las señales de desmotivación puede ayudar a fomentar la satisfacción de los empleados
Imagen: Unsplash

La motivación, la voluntad de hacer el trabajo, persistir ante las distracciones e invertir suficiente esfuerzo mental para tener éxito es vital. Los jefes a menudo no saben cómo motivar eficazmente a los empleados sin inspiración.

Es fundamental escuchar realmente y responder a las necesidades de los empleados para garantizar altos niveles de compromiso en toda una empresa. Reconocer temprano las señales de advertencia de la desmotivación y abordarlas rápidamente puede ayudar a fomentar la satisfacción de los empleados y la retención de talentos. Estas son algunas causas comunes que podrían estar en la raíz del problema.

Imagen: Especial

Falta de flexibilidad

El equilibrio entre la vida personal y laboral se convirtió en un problema mucho más visible con la entrada de los Millenials en la fuerza laboral. Ya sea que se trate de un tiempo libre generoso o de opciones de trabajo flexibles, no ofrecer ni siquiera una apariencia de flexibilidad se traducirá muy rápidamente en el agotamiento de los empleados, menciona Harvard Business Review Home.

Objetivos a corto plazo sin visión de carrera

En la mayoría de los casos, el dinero es simplemente una parte de la motivación de un empleado. La mayoría de las personas quieren tener objetivos profesionales claros para sentir que pueden progresar dentro de su organización. La visión de carrera puede ser un proceso útil para establecer objetivos claros a largo plazo para un empleado.

Sentirse poco valorado

Si un empleado siente que sus esfuerzos no están siendo reconocidos o apreciados, pronto comenzará a carecer de energía y compromiso en su función. Es importante celebrar los éxitos y dar crédito cuando se merece.

Sin oportunidades de desarrollo

Las oportunidades de formación y desarrollo regulares pueden ayudar a impulsar la motivación y el compromiso de los empleados. La mayoría de los empleados valorarán el potencial de aprendizaje continuo y la sensación de que están ampliando y mejorando sus habilidades y conocimientos.

Liderazgo deficiente

El liderazgo efectivo es un factor esencial en la motivación de su personal. Si falta un liderazgo fuerte o está afectando negativamente la perspectiva del equipo, ciertos empleados pueden comenzar a sentirse desmoralizados. Los líderes deben tener un enfoque flexible e inclusivo para administrar un equipo y ser capaces de comunicarse con claridad al mismo tiempo que infunden confianza y concentración.

Conflicto

Los conflictos en el lugar de trabajo son sumamente perjudiciales. El debate saludable suele ser productivo, pero es importante estar atento a cualquier intimidación o acoso laboral. Algunos empleados pueden sentirse preocupados de hablar sobre problemas relacionados con un colega, que es donde una encuesta de empleados anónimos puede ayudar a revelar áreas problemáticas.

Carga de trabajo poco realista

Es importante controlar las expectativas y demandas que se les imponen a los empleados. Si alguien se siente abrumado por una carga de trabajo grande, pronto puede desilusionarse, estresarse y perder la motivación. Del mismo modo, si un empleado tiene una carga de trabajo demasiado liviana o no lo suficientemente variada.