Madrugar para el trabajo te podría causar problemas mentales, revela estudio

Se pueden reducir tus niveles de autocontrol y te vuelves grosero e intimidas a colegas
Imagen: Unsplash

A la salud mental se le deja en segundo plano, pero, ¿si supieras que madrugar para el trabajo te podría causar problemas mentales?

De acuerdo con un estudio estadounidense, no respetar tu ritmo natural de sueño podría afectar tu manera de comportarte con los demás.

Hay que aceptarlo, no cualquier persona es madrugadora. Todos tenemos un reloj interno, un ritmo de sueño que se llama científicamente cronotipo, que afecta nuestra capacidad de levantarnos temprano por la mañana o acostarnos tarde por la noche.

Se podría dividir a los seres humanos en estas categorías:

  • Búhos, aquellos que están llenos de energía por la noche.
  • Alondras, se activan al amanecer y diurnos, se encuentran en el medio.

Llegar a interrumpir este ritmo natural por una razón u otra sería peligroso para nuestra salud mental, de acuerdo con al ciencia, explica Cosmopolitan.

Dejar a un lado tu cronotipo pone en peligro tu mente

Al no respetar tu cronotipo sería malo para tu salud mental. Levantarse temprano cada mañana cuando eres búho o forzarte a ti misma a acostarte tarde cuando eres una alondra vendría a afectar tu rol en la forma de comportarte con los demás, explica un estudio publicado en la revista científica estadounidense Sage Journal.

Según el estudio, cuando nos obligamos a permanecer despiertos cuando queremos dormir, nuestros valores sociales se ven afectados negativamente.

“La investigación sugiere que estás más inclinado a participar en comportamientos poco éticos y desviados, como ser grosero, intimidar colegas o incluso robar”, destacó la periodista científica Linda Geddes en un discurso.

Cuando se duerme poco, menos de seis horas, también se reducen nuestros niveles de glucosa en la corteza cerebral, la región del cerebro responsable del autocontrol.

La escuela y el mundo laboral alientan a los que se levantan temprano, para desesperación de los noctámbulos.

Imagen: Unsplash

Sería ideal replantear los horarios laborales para mejorar la productividad y el estado de ánimo de jefes y empleados.