Estos errores de correo electrónico pueden volver locos a tus compañeros de trabajo

A menos que seas Bill Gates y no tengas tiempo consulta estos tips
Imagen: pexels

A estas alturas ya deberías saber los conceptos básicos de cómo escribir un correo electrónico adecuado: no escribir en mayúsculas, tener oraciones completas (a menos que seas Bill Gates y no tenga ese tipo de tiempo). Pero escribir un correo electrónico claro y eficaz no siempre es tan sencillo como parece.

El correo electrónico está evolucionando. La forma en que se envía el correo electrónico hoy en día es muy diferente de cómo se utilizaba el correo electrónico hace 10 años.

Imagen: Especial

Las malas habilidades con el correo electrónico no solo evitarán que se lea tu mensaje, sino que también pueden molestar a tus compañeros de trabajo (y jefe). A continuación te mostramos algunos errores más comunes que se deben evitar y lo que los expertos dicen deberías hacer.

Poner demasiadas personas en la línea “Para” o “CC”

Cuanto menos, mejor. Dirige tu correo electrónico únicamente a las partes interesadas esenciales.

El mayor motivo de preocupación para la mayoría de las personas es cuando alguien se pone demasiado entusiasta con la lista “Compañía: Todos”. “No seas ese alguien”.

Solo debes agregar destinatarios con los que estás hablando directamente en la línea “Para”, como tu jefe que solicitó una actualización de la tarea o compañeros de equipo del proyecto. Si simplemente está haciendo referencia a un destinatario, pero no le hablas directamente, colócalo en la línea “CC” (también conocida como “copia al carbón”).

Enviar desde una dirección de correo electrónico incorrecta

Siempre verifique dos veces desde qué dirección de correo electrónico estás enviando tu mensaje. Hay casos en los que las personas envían correos electrónicos apresuradamente y terminan enviando algo relacionado con el trabajo independiente desde sus direcciones de trabajo.

Es incluso peor si envías un correo electrónico relacionado con el trabajo desde tu dirección personal. El filtro de spam puede devorar correos electrónicos legítimos de un cliente. Si esto sucede, pide al cliente que vuelva a enviar el correo electrónico a tu dirección de correo electrónico personal y laboral. Luego, ve un paso más allá y presiona “Responder a todos” para agradecerles por reenviar el correo electrónico original que no se recibió. Reiterar la situación también ayuda a evitar la apariencia de incorrección.

Usar “BCC” de manera descuidada o por motivos engañosos

“BCC” (“copia oculta”) se ideó como una forma de ocultar una dirección de correo electrónico, pero desde entonces se ha convertido en un arma en las peores culturas corporativas feroces.

La regla “CCO” más importante es no usarla nunca para engañar a un destinatario del correo electrónico, que tiene la impresión de que su comunicación se limita a las personas a las que se dirige y se copia en carbón en el correo electrónico. No importa quién se copia o quién se copia a ciegas, reenvíalo más tarde, si sientes absolutamente la necesidad de hacerlo.

Escribir una línea de asunto genérica

Las líneas de asunto del correo electrónico deben actuar como títulos o titulares para tu correo electrónico.

Cuando utiliza líneas de asunto genéricas como “Aquí tienes” o, peor aún, sin ninguna línea de asunto, casi te estás garantizando que tu correo electrónico se dirigirá directamente al abismo. Cuando el destinatario vaya a recuperar ese correo electrónico más tarde, no tendrá una manera fácil de escanear su bandeja de entrada en busca de esa correspondencia.

Las mejores líneas de asunto identifican rápidamente el contenido del mensaje para los lectores. Además, limita la cantidad de caracteres en tu línea de asunto para que no se corte en el dispositivo móvil. Una buena regla general es de 30 a 50 caracteres.

Usar saludos inapropiados

En la mayoría de situaciones, se prefiere “Hola” como saludo.

Hola: demasiado plano e impersonal
Hey: demasiado cómodo
Estimado: demasiado formal
A quien corresponda o Estimado señor o señora: Demasiado formal
Hey, hey: Ni siquiera lo pienses

No presentarse

Conocer a alguien en persona es fácil, pero puede resultar un poco desafiante cuando lo haces por correo electrónico.

Hay estas introducciones específicas como ejemplos:

“Mi nombre es Tina, soy estratega de contenido en…”.
“Mi nombre es Tina y tengo un blog popular llamado…que narra mi vida como una loca por los gatos”.
“Mi nombre es Tina, soy una exalumna de…que trabaja en la creación de contenido”.

Publicidad