¿Por qué hay empleados que evitan dormir para recuperar algo de tiempo libre?

La falta de sueño de los trabajadores se ha vuelto una epidemia mundial
Imagen: pexels

Estás trabajando desde las nueve de la mañana hasta las nueve de la noche, seis días a la semana. El trabajo rápidamente se apoderó de tu vida.

Después de tu turno, que a veces incluye horas extra, tienes una pequeña ventana para comer, bañarte e ir a la cama, pero sacrificas el sueño para ganarte un poco de tiempo personal. A menudo navegas por Internet, lees las noticias y miras videos en línea hasta bien pasada la medianoche.

Este fenómeno de negarse a dormir temprano para recuperar algo de libertad durante las horas de la noche ¿qué implicaciones tiene?

Imagen: Unsplash

Quiero recuperar mi tiempo después de una jornada de trabajo

No está claro exactamente de dónde proviene este término. La primera mención fue en publicación de blog con fecha de noviembre de 2018, aunque sus orígenes probablemente sean anteriores a esto. El autor de la publicación, un hombre de la provincia de Guangdong, China, escribió que durante la jornada laboral “pertenecía a otra persona” y que solo podía “encontrarse a sí mismo” cuando llegaba a casa y podía acostarse. Esta venganza por postergar la hora de dormir fue triste, escribió, porque su salud se resintió, pero también fue “genial” porque obtuvo un poco de libertad.

Es posible que la frase se haya popularizado en China, pero el fenómeno que describe probablemente esté muy extendido, con trabajadores sobrecargados en todo el mundo que posponen la hora de acostarse para reclamar un valioso tiempo personal, aunque saben que no es bueno para ellos.

Falta de sueño de trabajadores como epidemia mundial

Los expertos han advertido durante mucho tiempo que la falta de sueño es una epidemia mundial de salud pública desatendida. La Encuesta global del sueño de Phillips de 2019, que recibió más de 11 mil respuestas de 12 países, mostró que el 62% de los adultos en todo el mundo sienten que no duermen lo suficiente, con un promedio de 6.8 horas en una noche entre semana en comparación con la cantidad recomendada de ocho horas. La gente citó varias razones de este déficit, incluido el estrés y su entorno para dormir, pero el 37% culpó a su agitado horario laboral o escolar.

En China, una encuesta nacional en 2018 mostró que el 60% de las personas nacidas después de 1990 no dormían lo suficiente y que las que vivían en las ciudades más grandes eran las que más sufrían. Las empresas de tecnología que crearon la cultura 996 tienden a tener su sede en las grandes ciudades y sus prácticas laborales han influido en otros sectores. Un informe reciente de la emisora ​​estatal CCTV y la Oficina Nacional de Estadísticas dijo que el empleado chino promedio solo tenía 2.42 horas al día cuando no estaba en el trabajo o dormido, 25 minutos menos que el año anterior.

¿Cuáles son los efectos de no dormir?

Reducir el sueño probablemente no sea la mejor solución. La falta de sueño, especialmente a largo plazo, puede provocar una serie de efectos nocivos, tanto mentales como físicos. En el libro de Matthew Walker Why We Sleep: Unlocking the Power of Sleep and Dreams, el neurocientífico es contundente: “Cuanto más breve es su sueño, más corta es tu vida”. Y la gente, en general, sabe esto: pero aún así se quedan hasta tarde en la noche.

Mayor flexibilidad

Desde la pandemia, las empresas en muchas naciones han implementado políticas de trabajo desde casa, introduciendo una mayor flexibilidad en la vida laboral pero también, en algunos casos, difuminando aún más las fronteras ya débiles entre el trabajo y el hogar. Todavía no está claro cómo esto podría afectar el tipo de cultura laboral que deja a los empleados evitando el sueño para recuperar algo de tiempo libre.

Con una cultura laboral tan exigente, los empleados seguirán abordando el problema de una manera que les funcione. A pesar de quemar la vela en ambos extremos, conversarás con tus amigos por la noche o escucharás música porque es tranquilo y pacífico.

Publicidad