Evítalo, por estas razones no debes dar empleo o recomendar a un amigo

Mezclar la amistad y los negocios lleva riesgos
Imagen: Unsplash

Cuando se mezcla la amistad y los negocios lleva riesgos. Piénsalo dos veces antes de contratar a un amigo o recomendarlo, estos son los pros y los contras.

Hay amigos que sienten tener la libertad de hacer lo que quieran, que tienen derechos que ningún otro empleado se hubiera adjudicado. Si lo ves fríamente contrata a extraños es más fácil de manejar y de despedir, explica Entrepreneur.

Si tu conocido se vuelve una mala contratación puede afectar tu reputación y dar una mala señal de tu capacidad, sin mencionar que puede dañar irremediablemente tu amistad.

Competitivo y busca hacerte quedar mal

Cuando las personas pasan de ser amigos a colegas pueden existir distintos cambios. Existen casos de “amigos” competitivos que tratan de hacerte quedar mal, dañando las relaciones de negocios. Es un hecho que no todos pueden hacer el cambio de amigo a colega.

Imagen: Unsplash

Cuando quieres ayudar

Querer ayudar a un amigo a conseguir un empleo puede acarrear una cadena de eventos con consecuencias desafortunadas. Pero una forma de protegerte es el área de recursos Humanos, así, tu amigo se someterá al mismo nivel de escrutinio que cualquier otro candidato y si es lo suficientemente buenos para pasar la entrevista de trabajo o no. Realizaste algo en beneficio por tu amigo, pero no te tocó decidir si tu amigo es apto para el puesto, así no podrá enojarse contigo si no lo aceptaron.

¿Es malo contratar a un amigo entonces?

Buscar contratar a un amigo no siempre es malo. Si ya han trabajado juntos antes, es muy probable que vuelvan a hacer gran equipo porque ya conocen cuál es la ética de trabajo del otro.

Si te toca ser la persona que está contratando a tu amigo debes ver la oportunidad laboral de la manera más objetiva posible. Necesitas evaluar si es un buen trabajo para ti, independientemente si tu amigo trabaja en el mismo lugar.

Quita de tu cabeza que es una gran oportunidad laboral porque quieres pasar más tiempo con tu amigo.

Si tú eres el amigo que busca el empleo debes considerar si el salario, tiempo de transporte, oportunidades de avanzar en tu carrera están en esa oportunidad laboral sino después dejas a medias las labores al darte cuenta que no era la opción correcta. A veces los amigos quieren ayudarte ofreciéndote una oportunidad de trabajo en un puesto que simplemente no te va.

Detalles antes de empezar

No importa que tan bien creas que conoces a una persona, debes estar consciente de todos los detalles del trabajo antes de empezar. Quizá son muy buenos amigos, pero, como en cualquier otro trabajo, necesitas un contrato que te respalde en caso de que las cosas no salgan como se planean.

Imagen: Unsplash

Hay desacuerdos profesionales y será necesario que se solucionen antes que afecte la relación personal.

Si decides contratar o ser parte del equipo laboral de un amigo, recuerda, hay que ser profesionales en esta relación de trabajo.