¿Compañeros del trabajo ganan más que tú? Así debes actuar

Los empleados más valiosos saben lo que valen
(Imagen: pixabay)

La transparencia es un elemento clave para cerrar la brecha salarial de género, donde las mujeres suelen llevar la carga.

Según un nuevo estudio del Instituto de Investigación ADP, las mujeres ganan 25 dólares por hora en promedio, que es el 79% de los 32 dólares por hora que ganan sus contrapartes masculinos. El estudio analizó los datos de nómina de 13 millones de empleados en 30 mil empresas en ocho sectores en Estados Unidos.

Imagen: Especial

¿Qué hacer en tu lugar cuando tienes un bajo sueldo?

Comienza la conversación con un tono positivo explicando lo duro que has estado trabajando, cuánto has disfrutado la experiencia y que te gustaría saber qué puede hacer para obtener un aumento significativo.

Realizar un esfuerzo adicional

Muchos empleados no hacen un esfuerzo adicional y no hacen una investigación de mercado. A menudo piensan que explicar cómo han realizado el trabajo extra es suficiente para calificar para un aumento. No lo es.

Demuestra que tienes un gran conocimiento sobre el rango salarial para puestos que son equivalentes al suyo. Interactúa con reclutadores de agencias, gerentes de contratación u otras personas de tu industria. Tendrán una visión más objetiva de lo que paga un puesto como el tuyo y lo que debes esperar.

Ve preparado con información sobre tu clasificación, en la parte superior, inferior o en algún lugar intermedio, para que puedas analizar las áreas de crecimiento potencial.

Si descubres que tienes un alto desempeño y que te encuentras en el rango de salario más bajo, por ejemplo, explícalo a tu jefe. Los empleados más valiosos saben lo que valen.

No acepte un “no” por respuesta

Tu jefe podría concluir que no se está preparando un aumento en el corto plazo. Cualquiera que sea la razón, no te encojas de hombros y acepta la realidad. La conversación no termina en “no”. Persistente en preguntar qué debe suceder exactamente para que puedas obtener un aumento. Algunos ejemplos:

  • Si tu jefe dice que no estás listo para un aumento, pregúntale: “¿Qué debo hacer para obtener un aumento?”
  • Si tu jefe dice que no hay suficiente presupuesto para un aumento, pregunta: “¿Cuándo crees que sería un momento razonable para volver a revisar esta conversación?”
  • Asegúrate de que ambos estén de acuerdo en cuanto a los objetivos que deben alcanzar y el marco de tiempo en el que pueden hacer un seguimiento. Documenta todo lo que discutiste y consulta con tu jefe con frecuencia para asegurarte de que va por buen camino.

Tampoco está de más preguntar si hay otros beneficios o ventajas en lugar de un aumento. Es posible que puedas negociar más tiempo de vacaciones, la opción de trabajar de forma remota o una promoción de título.

No te quedes en la empresa por miedo

Dependiendo de tu industria de trabajo puede haber muchas oportunidades en el mercado laboral. Si descubres que tu empresa no planea promocionarte en absoluto (o pronto), no te rindas.

Comienza una búsqueda de empleo lo antes posible. Puede llevar mucho tiempo y trabajo duro, pero es probable que tengas más posibilidades de negociar un salario significativamente más alto en otra empresa.

Además, si obtiene una oferta de trabajo en otro lugar, tu empresa actual puede estar dispuesta a revisar tu conversación salarial en un intento para que te quedes.

Publicidad