Así puedes maximizar tu tiempo mientras trabajas desde casa

Estos tips ayudarán a tu productividad mientras realizas home office
(Imagen: pixabay)

Para que tu productividad aumente mientras trabajas desde casa te tenemos algunos tips.

Realiza tres listas

Tener tres listas de tareas pendientes en lugar de una, organizadas por categoría. La primera lista son las tareas relacionadas con subvenciones, por ejemplo. El segundo es el negocio antes del covid. El último es un nuevo negocio: buscar oportunidades con personas que quizás no hayan utilizado tus servicios antes, pero que ahora están interesadas.

Imagen: Unsplash

Enfocarte en transiciones

Un descanso mental y tiempo de preparación para el día dan la sensación de comenzar y terminar tu día con un viaje simulado, caminando o en bicicleta por tu vecindario.

Establece dos plazos

Puedes programar una alarma para que suene a las 3 pm todos los días de la semana, que puede ser tu fecha límite flexible. De lo contrario, la alarma pone tu cerebro en modo de resumen y cumplirás con tu fecha límite, que es a las 5 pm. Asegúrate que el trabajo no te consuma para poder vivir una vida de grandes recuerdos, actividades y personas.

Crea nuevos espacios

Puedes crear divisiones artificiales en tu casa para administrar mejor tu tiempo. Por ejemplo convertir tu sala de estar en un gimnasio y tu comedor en una oficina, y usa tu patio para conferencias telefónicas. Dejar las puertas cerradas entre las habitaciones y seguir este sistema te da un cambio de escenario muy necesario y agrega estructura a un horario fácilmente difuminado.

Di no cuando sea necesario

Normalmente estás disponible y recibes docenas de correos electrónicos y llamadas al día de personas que buscan ayuda y consejos o para juntas en el trabajo. Pero ahora que también puedes hacer malabares con los niños, puedes aprender a decir que no. Se deben administra reuniones clave en las que solías estar más involucrado.

Prioriza de forma limitada

Entre dirigir un negocio en línea y ser madre a tiempo completo, las cosas pueden volverse locas. Antes, solía tener una larga lista diaria de tareas pendientes, y cuando surgían cosas, las agregaba a esa lista. Ahora administras tu tiempo eligiendo las tres cosas principales que debes hacer ese día y no te preocupas por nada más