Fingir que eres feliz en el trabajo te encamina a beber más

Es posible que sientas que mereces una bebida alcohólica después una pesada jornada labora
Imagen: Especial

Es posible que sientas que mereces una bebida alcohólica después una pesada jornada laboral ¿has olvidado lo que se siente al despertarte atormentado por embriagarte después del trabajo? Estos sentimientos de estrés después del consumo de alcohol se han vuelto conocidos como “ansiedad“.

David Nutt, profesor de neuropsicofarmacología en el Imperial College de Londres, es un científico que fue despedido en 2009 como el principal asesor de drogas del gobierno británico por decir que el alcohol es más peligroso que el éxtasis y el LSD.

El alcohol, dice, se dirige al receptor Gaba (ácido gamma-aminobutírico), que envía mensajes químicos a través del cerebro y el sistema nervioso central para inhibir la actividad de las células nerviosas. En pocas palabras, calma el cerebro, reduciendo la excitación al hacer que se disparen menos neuronas. “El alcohol estimula a Gaba, por eso te sientes relajado y alegre cuando bebes“, explica Nutt en un estudio.

Por otra parte, científicos de Pen State y de la Universidad de Buffalo hallaron que las personas que fingen ser felices en lo laboral, tienen más posibilidades de beber al salir de trabajar.

La investigación publicada en el Journal of Occupational Health Psychology reveló que quienes trabajan directamente con clientes consumen más alcohol.

Fingir y suprimir las emociones con los clientes está relacionado con beber más allá del estrés del trabajo (…) en estos trabajos, a menudo también hay dinero vinculado a mostrar emociones positivas y contener sentimientos negativos”, revela la psicóloga Alicia Grandey, autora del estudio.

La investigación detectó que trabajadores en Estados Unidos, a quienes se les preguntó qué tan seguido simulaban sus sonrisas y con qué frecuencia bebían después del trabajo, arrojaron que las personas impulsivas o que carecen de control personal sobre el comportamiento en el trabajo son más susceptibles a alcoholizarse.