¿Recibiste una tarjeta de crédito que no solicitaste? Esto puedes hacer para protegerte

Podrías ser víctima de la falsificación de identidad o afectar tu historial crediticio
Imagen: Especial

Si es tu caso y has recibido una tarjeta no solicitada, debes tener en cuenta que es una práctica ampliamente sancionada por la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros. En ocasiones los ejecutivos de ventas o los bancos envían tarjetas no solicitadas para llegar a cierta cuota de colocación de plásticos.

Sin embargo, tener una tarjeta no solicitada puede afectar tu historial crediticio en tanto que habrá adeudos por comisiones. Para protegerte deberás:

  • Llamar al banco emisor de la tarjeta y aclarar que es una tarjeta no solicitada. También debes solicitar su cancelación.
  • Si fue tramitada por un banco al que no te has acercado, o no hiciste tú el trámite, levanta una queja ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef). Podría ser que la tarjeta fue tramitada por alguien más usando tus datos personales.
  • Escribe el nombre de la persona que te atendió en el banco y el folio de cancelación. Estos datos te respaldan ante el Buró de Crédito en caso de que la tarjeta siga activa.

Imagen: Especial

Bajo el supuesto de que elijas conservar esta tarjeta, es importante que te informes sobre las comisiones y sus tasas de interés.

También debes tener en cuenta que si la tarjeta fue tramitada a través del robo de identidad, no deberías descartar la posibilidad de que se cometan nuevos fraudes en tu contra. Incluso sería recomendable revisar tu historial en el buró de crédito para saber si no han pedido otros créditos en tu nombre.

De igual forma, es muy importante considerar tu nivel de endeudamiento en función de tus ingresos: no se trata de dinero extra, sino de una herramienta de financiamiento que pagarás en el futuro.