Razones por las que fracasan las Pymes y los negocios familiares

Las dos principales razones son la desconexión con el sector financiero formal y el bajo crecimiento en la productividad
Imagen: Especial

De acuerdo con un estudio de Qualtrium, utilizando datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), del Banco de México (Banxico) y de la Asociación Mexicana de Capital Privado, una de las principales razones por las que las pequeñas y medianas empresas y los negocios familiares fracasan es porque se niegan a vincularse con el mundo financiero formal.

Imagen: Especial

Según información de Dinero en Imagen, el citado estudio menciona que existen alrededor de 250 mil empresas que facturan entre 25 y 500 millones de pesos. No obstante, menos de la mitad de ellas cuenta con financiamiento formal. Menos del 1 por ciento cuenta con inversiones de fondos de capital de crecimiento.

Otra de las razones por las que las Pymes y los negocios financieros fracasan es la baja en el crecimiento de la productividad. Datos del Banco Mundial indican que México se encuentra en el último y penúltimo lugar de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en crecimiento de productividad y en créditos al sector privado no financiero.

Sin embargo, estas dos razones no están desvinculadas entre sí, pues de acuerdo con datos de Banxico, la baja en el crecimiento de la productividad está relacionada con los créditos que reciben las Pymes y los negocios familiares. Ocho de cada diez créditos que se les dan a estas empresas son menores de 2.5 millones de pesos y la mayoría se usan para proveer de liquidez al negocio y no para generar proyectos de inversión.

Imagen: Especial

“Para que las empresas mexicanas puedan ser más productivas, es necesario que inviertan en tecnología, capacitación y mejoras de procesos. Y para lograr eso, requieren acceso a capital de crecimiento con términos flexibles, costo competitivo y vencimientos de mayor plazo”, explica uno de los fundadores de Qualtrium.