ANUNCIO

¿Quieres vivir con roomies? Ten en cuenta estas cosas

Te dejamos algunos consejos para elegir a tus roomies
27, diciembre, 2019, roomies
Imagen: Especial

Sabemos que el vivir con roomies es una de las únicas opciones que hoy en día tienen las nuevas generaciones. Especialmente si quieren vivir en zonas agradables o cerca de sus lugares de sus trabajos. Las rentas elevadas y los salarios bajos no dejan alternativa más para que buscar a otros para rentar un mismo lugar. Si éste es tu caso, te dejamos algunas consideraciones para que tomes en cuenta si es que estás planeando vivir con roomies.

27, diciembre, 2019, friends

Imagen: Especial

Lo primero que tienes que tomar en cuenta es elegir correctamente a tus roomies, porque de hacerlo mal, se pueden volver una carga para ti, o poner en peligro la renta de la casa o departamento.

Un ejemplo de ello es con la renta del inmueble. No es raro que, después de adquirir cercanía y confianza, a algunas personas se les haga fácil pedirte “favores” o que les “eches la mano” porque tuvieron un problema o financieramente ese mes les fue mal. Entonces quieren que tú cubras su parte de la renta.

Para evitarlo, debes establecer que la regla más elemental de la convivencia es que los compromisos relacionados con la renta del inmueble y el pago de servicios no son negociables y se tienen que pagar con puntualidad, sugiere La Silla Rota.

Lo segundo que tienes que tomar en cuenta es notar si tu potencial roomie es una persona respetuosa y que piensa en los demás y no sólo en sí mismo. Se puede dar el caso de que te toque una persona que gaste y consuma desmedidamente más de todo: agua, luz, comida, etc. Un día regresaste de trabajar y ya no hay despensa en el refrigerador, porque tu roomie se la acabó toda de una sentada.

27, diciembre, 2019, roomie

Imagen: Especial

Por eso, también es sano establecer límites. Eso abonará a que la convivencia no se resquebraje y hasta que tu roomie no se convierta en una carga financiera para ti. Esos límites no sólo aplican a la cantidad de consumo que cada uno puede tener, sino también a no invadir el espacio del otro o las horas de sueño, como cuando vives con una persona fiestera que constantemente invita a gente a tu casa, robándote tu preciado sueño.

ANUNCIO