¿Quieres comprar una casa a buen precio? ¡Conoce los remates inmobiliarios!

Así funcionan los remates inmobiliarios: casas buenas, bonitas y baratas
Un remate inmobiliario puede ser tu oportunidad para adquirir una propiedad | Foto: Pexels

Hablemos de remates inmobiliarios: cuando solicitas un crédito hipotecario, recibes un préstamo por parte de una institución financiera y la propiedad hipotecada se convierte en la garantía de pago de la deuda adquirida.

Por lo tanto, si en algún momento no puedes seguir pagando el crédito, la misma institución embarga la propiedad para liquidar la deuda.

Una vez que el bien inmueble pasa a manos de la empresa financiera, se pone a la venta a través de un remate inmobiliario.

Las instituciones ponen a la venta las casas que embargaron | Foto: Pexels

Esto quiere decir que, para recuperar su dinero, las instituciones ponen a la venta las propiedades embargadas a precios accesibles mediante subastas públicas.

Para participar en un remate inmobiliario, solo debes acercarte a cualquier sucursal bancaria y solicitar información acerca de las propiedades embargadas que se encuentran en venta.

Ventajas de los remates inmobiliarios

A saber, comprar una casa que fue embargada tiene dos ventajas. Primero: puede funcionar como una inversión: la compras a bajo precio y la revendes de acuerdo a su valor real de mercado. Segundo: es una buena opción para quien busca adquirir una nueva vivienda sin tener que desembolsar grandes cantidades de dinero.

No necesitas mucho dinero para adquirir una vivienda | Foto: Pexels

Además, otro beneficio de adquirir una propiedad en un remate inmobiliario es que puedes recibir un crédito hipotecario de parte de la misma institución que ofrece el bien inmueble para concretar la operación.

En este sentido, las empresas financieras suelen otorgar mayores facilidades para aprobar el préstamo e, incluso, pueden otorgarte un crédito por el 100% del valor del inmueble.

Como ya hemos mencionado, las compañías que realizan un embargo no están interesadas en conservar las propiedades; así que prefieren dejarlas ir tan pronto como puedan.

Sin duda, los remates inmobiliarios son una de las mejores opciones para comprar una casa o para invertir en bienes raíces, como analizamos anteriormente.

Si quieres conocer más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

Publicidad