¿Quieren enviarte un paquete a tu casa? ¡Cuidado, es una estafa!

¡Aguas con este nuevo fraude!
Ten cuidado con esta estafa relacionada con la entrega por paquetería | Fuente: Unsplash

“¡Hola, tío! ¿Cómo está? Le habla su sobrino el más guapo…”. Ésta y otras frases han sido utilizadas durante mucho tiempo por delincuentes que buscan presas para cometer una estafa.

La finalidad es que les digas el nombre de la persona que piensas que está del otro lado de la línea, para hacerse pasar por ella y pedirte algún tipo de favor económico.

Pues bien, ahora han llevado este delito al siguiente nivel. Te marcan por teléfono y fingen ser un amigo o familiar. Una vez que tú te crees la historia, te piden un favor inofensivo: “Tío, fíjese que me va a llegar un paquete ahí a su casa, ¿me podría hacer el favor de recibirlo?”.

Así funciona este nuevo tipo de fraude | Fuente: Unsplash

Tú, por supuesto, como piensas que estás hablando con tu “sobrino el más guapo”, accedes sin problemas a recibir el pedido. No obstante, el delincuente te hace una observación: para hacer válida la entrega del paquete, se necesita hacer el pago de impuestos correspondiente.

Así pues, concluye la llamada y tú esperas la llegada del supuesto producto. Poco después recibes una llamada o mensaje de la empresa de paquetería en donde se solicita el pago correspondiente de los impuestos. Generalmente, te explican que debes liquidar el 16% de IVA del producto para poder concretar la entrega.

Si el valor del artículo es de 10 mil pesos, se requerirá de un pago de 1, 600 pesos; si cuesta 20 mil, te pedirán 3, 200; y así en lo sucesivo. Por supuesto, lo que esperan es que aceptes estas condiciones y realices el depósito solicitado.

Nunca hagas depósitos o transferencias contra entrega | Fuente: Unsplash

Una vez que la transacción es exitosa, la estafa concluye. Jamás recibirás ningún paquete. Solo entonces te darás cuenta del engaño: la persona que estaba del otro lado del teléfono no era tu sobrino, era un delincuente.

 Consejos para no ser víctima de esta estafa

Nunca proporciones información personal vía telefónica. Esto incluye tanto tus datos financieros (número de tarjeta de crédito, fecha de vencimiento de tu plástico, código de seguridad, número de cuenta, etc.) como referencias familiares (nombres, direcciones, tipo de vínculo, entre otras). 

Si alguien te marca y te dice que es tu familiar o conocido, pídele que se identifique. No accedas a adivinar quién está en la otra línea. Éste es el primer paso para evitar un fraude.

Ante cualquier sospecha de estafa vía telefónica, ¡cuelga el teléfono! | Fuente: Unsplash

Por otro lado, recuerda que no existe el pago de impuestos contra entrega en lo que respecta a los pedidos en línea. Para recibir un producto en tu domicilio, debes completar la transacción (valor del producto e IVA) de forma anticipada.

Por último, ante cualquier duda, cuelga el teléfono y comunícate directamente con tu amigo o familiar, pues así podrás corroborar si la llamada recibida era genuina o se trataba de un intento de estafa.

Si quieres conocer más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

Publicidad