¿Quién paga las deudas de pareja al divorciarse?

Al separarse no deben de olvidar sus obligaciones de pago

Una de las situaciones más sensibles que puede pasar una pareja es divorciarse, ya que no sólo se pone a discusión los bienes que se repartirán según las condiciones del matrimonio, también se debe aclarar el destino de las deudas contraídas.

¿Quién paga las deudas de un divorcio?

Se deben llegar a acuerdos en las deudas de pareja | Fuente: Unsplash

Cuando una pareja se divorcia y si la situación entre ellos no es la mejor, lo primero que buscan es repartir los bienes que han adquirido. Sin embargo debemos aclarar que al igual que en el reparto de bienes mancomunados o separados, las deudas llevan un tratamiento similar.

Entenderemos como deudas separadas a todos aquellos que hemos adquirido antes del matrimonio y únicamente corresponden a nosotros, por lo tanto esos adeudos no puede responsabilizarse nuestra pareja.

Por el lado de las deudas “mancomunadas”, estas pueden ser créditos hipotecarios, automotrices y todos aquellos que hemos adquirido durante el matrimonio y el cual es aprovechado por ambos.

Identifica las deudas separadas de las deudas en pareja | Fuente: Unsplash

En este sentido, para los créditos, cada uno debe cumplir con el pago del financiamiento de manera puntual y en caso de no tener los recursos para solventarlo. Debe de negociar con su expareja para determinar si se hará cargo del adeudo el cual le permitirá ser el propietario absoluto del bien.

Esto quiere decir que en caso de un crédito hipotecario, este debe acudir a la institución financiera para trasladar el adeudo en una sola persona, el cual uno de ellos perderá la obligación de los pagos y el derecho de ser propietario.

Deudas sin un contrato bien establecido

Lleguen a acuerdos en las deudas de pareja | Fuente: Unsplash

Para el caso de las tarjetas de crédito compartidas es más complicado, ya que el plástico está a nombre de una persona. Para ello es fundamental que acuerden los pagos a realizar y en caso de negativa, puedes acudir con un juez para que determine los mecanismos de pago que tu pareja debe acatar, siempre y cuando se compruebe que existen gastos en la tarjeta.

En el caso de las deudas de apuestas, estas únicamente están bajo la responsabilidad de la persona que adquirió dicho adeudo, sin importar que esto se haya realizado durante el matrimonio.

De manera general, es mejor llegar a un acuerdo con los adeudos que no tenga un contrato mutuo, con el objetivo de finalizar su relación de la manera más cordial, pero en caso de necesitarlo, podrás acudir con un abogado para saber si es factible demandar para que se cumpla con el pago de las deudas adquiridas en pareja.

Si quieres más información sobre economía y consejos en finanzas personales, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink.

Publicidad