¿Qué tipos de créditos hipotecarios existen y cómo usarlos?

En México, los créditos hipotecarios no sólo se utilizan para la compra de viviendas
No todas las hipotecas son para comprar una casa | Fuente: Especial

Cuando pensamos en un crédito hipotecario, es común imaginar que el financiamiento se destine para la compra de una casa nueva o usada. No obstante, este crédito se puede utilizar para otros fines, sobre todo si ya tienes una vivienda propia.

¿Qué tipos de créditos existen?

Los créditos hipotecarios en México han permitido a miles de familias adquirir una casa nueva o usada, pues de acuerdo al la Encuesta Nacional de Vivienda 2020 del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), 10.7% de las casas se encuentran en esta modalidad.

Puedes usar la hipoteca para ampliar tu hogar | Fuente: Especial

Sin embargo, los créditos hipotecarios no sólo tienen la finalidad de permitir la compra de vivienda, también de mejorar las condiciones de las personas cuando ya se tiene una casa, por ejemplo, algunos tipos de hipotecas son:

  • Crédito para comprar terreno: este tipo de crédito es de reciente aplicación, al menos para el Infonavit y FOVISSSTE, pues permite destinar una parte del crédito para la compra de un terreno listo para construir. Sin embargo, el predio debe de estar dentro de la zona urbana de la localidad, con acceso a servicios básicos y contar con denominación de propiedad privada y no ejidal.
  • Crédito para construir casa: en caso de ya tener un predio, puedes utilizar un crédito hipotecario para construir tu vivienda. No obstante, entre las condiciones a cumplir es contar con un plan arquitectónico de construcción y no estar en zonas de riesgos naturales como ríos, laderas, barrancas o volcánicas.
  • Crédito para remodelar vivienda: esta opción es ideal para darle un nuevo aire a tu hogar, ya que permite mejorar tu vivienda sin tener que realizar cambios en la estructura de la casa. Por ejemplo, puedes destinar el dinero para cambiar pisos, puertas, pintura de fachada, instalación eléctrica o instalación de muebles más eficientes para reducir tu huella de carbono.
  • Crédito para ampliar vivienda: en este sentido, el crédito hipotecario se puede destinar para ampliar tu hogar en caso de que crezca tu familia o prefieras adaptar habilitaciones para un estudio, gimnasio o centro de entretenimiento, solo por mencionar unos ejemplos.

¿Cómo usar estos créditos hipotecarios?

Entre las alternativas para usar estos tipos de créditos hipotecarios, es necesario dirigirse a un banco, sofom o directamente aplicar a tu crédito infonavit o FOVISSSTE. En todo caso, este crédito necesita dejar en garantía tu vivienda, por lo que es necesario cumplir de manera puntual con tus pagos para no endeudarte con el riesgo de perder tu patrimonio.

Compara los términos de la hipoteca antes de firmar | Fuente: Especial

No obstante, cuando se trata de créditos hipotecarios destinados para la ampliación o remodelación del hogar, es posible que no tengas que dejar en garantía tu casa y sólo sea necesario pagar una tasa de interés de acuerdo a tu perfil y pagar un seguro a favor de la financiera.

Si quieres más información y consejos sobre los créditos hipotecarios, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink.

Publicidad