¿Qué son las negociaciones algorítmicas y de alta frecuencia en el mundo financiero?

La compra y venta de activos financieros se ha revolucionado con la llegada de sistemas computacionales más complejos y veloces.
Imagen: Unsplash

Es una obviedad decir que la tecnología transforma el mundo. Cualquiera se lo puede imaginar, porque de alguna u otra forma todos lo hemos vivido en carne propia. Así lo vivió la generación que creció con la llegada de la televisión, luego la que vio la llegada de las computadoras; después la telefonía celular, y así sucesivamente. Lo realmente relevante no es reconocer que la tecnología cambia a la sociedad, sino detectar de qué manera lo hace. Por eso, te queremos contar acerca de la negociación algorítmica y de alta frecuencia, cambios que se han presentado en el mundo financiero gracias a las transformaciones tecnológicas recientes.

En la dinámica tradicional de los mercados financieros, el ‘trading’ es la actividad en la que se especula con la compra y venta de los activos financieros, con el fin de generar rendimientos monetarios. Estos rendimientos pueden ser de corto o largo plazo; sin embargo, en ambos casos los beneficios (o pérdidas) se obtienen de los márgenes de oportunidad entre el precio de compra y venta de activos financieros.

Un buen trader logra detectar oportunidades de ganancia con el movimiento de los precios en los activos financieros. Una vez que reconoce ciertos patrones en el comportamiento de los mercados u obtiene información que le da ventajas, opera transacciones de compra o venta. Estas transacciones son órdenes en el mercado, las cuales establecen las condiciones de precio, volumen y tiempo en el que serán procesadas.

Imagen: Unsplash

¿Esto qué tiene que ver con la negociación algorítmica y la negociación de alta frecuencia?

Pues bien, antes de que las computadoras y la inteligencia artificial tuvieran una participación mucho más activa en el trading, los traders tenían que instruir a sus brokers con las órdenes de compra y venta de los activos en los que estaban interesados. Más cercano a nuestros tiempos, estás órdenes pueden ser referidas a través de plataformas de inversión en línea. Sin embargo, en ambos casos es algo que una persona tiene que hacer manualmente.

La negociación algorítmica y de alta frecuencia vinieron a desplazar la necesidad de la mano humana en las decisiones de intercambio. La negociación algorítmica es la programación de decisiones de trading para automatizar instrucciones de mercado; es decir, las ordenes de mercado ahora son decididas a través de algoritmos de computadora.

Con esto, las variables que pueden influir en la toma de decisión sobre la compra o venta de activos financieros son analizadas por estos algoritmos a partir de modelos matemáticos sobre el comportamiento de los mercados financieros. Al mismo tiempo, dependiendo los resultados de estos análisis, los mismos algoritmos deciden las órdenes de compra o venta que son más convenientes para el trader. Se estima que, hoy en día, el 60 por ciento de todas las transacciones de trading son realizadas por algoritmos de computadora.

Por otro lado, el trading de alta frecuencia está íntimamente ligado al algorítmico, pues también usa algoritmos automatizados para ejecutar órdenes de compra y venta en el mercado financiero. La diferencia es que el trading de alta frecuencia necesita de computadoras de la más alta velocidad y el internet de la más baja latencia.

Imagen: Unsplash

¿Para qué? Para ganar ventajas competitivas en la ejecución de las instrucciones de compra y venta. A veces la diferencia entre obtener un mejor o peor margen de ganancia o pérdida depende de la velocidad con la que se ejecute una orden de compra o venta. El trading de alta frecuencia es precisamente la aceleración de estos procesos.

La alta frecuencia implica que los algoritmos de estos programas automatizados son capaces de ejecutar múltiples transacciones al segundo. Eso significa que aquel que tiene la capacidad tecnológica para hacer trading de alta frecuencia tiene una ventaja temporal para tomar decisiones de compra y venta. Para decirlo de forma más sencilla: el trading de alta frecuencia permite que los algoritmos reconozcan las oportunidades de ganancia antes que los que no operan en alta frecuencia.

Esto parece menor, pero en el mundo del trading muchas veces capitalizar sobre una oportunidad depende de fracciones de segundo. Pero no es sólo una cuestión de “llegar primero” a la oportunidad, el trading de alta frecuencia también permite reconocer otras oportunidades de mercado asocidadas al volumen. Por ejemplo, cuando conviene hacer pequeñas órdenes de un mismo activo, segmentando el volumen de compra, que hacer una sola orden por el volumen total, afectando drásticamente el precio de mercado, o bien para descubrir grandes órdenes de compra y venta que otros actores están por realizar y que también afectarían el precio del activo. A esto se le llama ‘pinging’.

Pero no todo es positivo con estas tecnologías, pues ya en la época presente hemos sido testigos de su capacidad para manipular el mercado, con el famoso Flash Crash de mayo del 2010, en el que el Dow Jones tuvo una caída de alrededor del 9 por ciento, para tener una recuperación similar en cuestión de minutos.