¿Qué se debe revisar para mantener un auto en movimiento?

Aquí te decimos cuándo cambiar la cadena de distribución, el embrague o los filtros para mantener tu auto en movimiento

Debes saber que existen varios elementos que se deben revisar para mantener un auto en movimiento. Si lo haces, evitarás problemas mayores y, por tanto, intervenciones más costosas sobre tu automóvil. No solamente se trata de calibrar las llantas o cambiar el aceite, aquí te contamos lo que debes revisar periódicamente.

Es importante tener todo esto a consideración, sobre todo cuando tu auto ya rebasó los 50 mil o 100 mil kilómetros de recorrido. Si llevas a cabo la correcta revisión de todos los elementos imprescindibles, podrás recuperar una buena parte de la inversión cuando lo vendas. Si no quieres venderlo, simplemente tendrás un automóvil en óptimo estado durante largos años.

Inicia con los neumáticos para mantener un auto en movimiento

Se recomienda cambiarlas cada 10 mil kilómetros y mantenerlas en la presión que indica el manual de usuario. Si las inflas menos, puedes provocar sobrecalentamiento y daños estructurales internos. Revisa semanalmente su correcta calibración.

Si quieres evitar daños estructurales internos, realiza todos estos mantenimientos | Fuente: Unsplash

Alineación y balanceo

Suele hacerse justo con el cambio de llantas, pues es recomendable programar este mantenimiento cada 10,000 km o si al soltar el volante este gira hacia algún lado o hace ruidos en el rodaje cuando aceleras.

Cadena o correa de distribución

Es la encargada de convertir la potencia del motor en movimiento para el automóvil. Revísala con periodicidad. Por lo general, esta revisión está incluida en el servicio general al motor. Cámbiala a los 90 mil y 160 mil kilómetros.

Embrague o clutch

Sirve para dar señal e inicio al movimiento en los autos estándar. Si notas algo raro al usarla, el pedal se vuelve duro o comienza a hacerse difícil el cambio de velocidades, debes revisarlo.

En el servicio general, se revisan elementos importantes, como la cadena de movimiento | Fuente: Unsplash

Amortiguadores

Debes inspeccionarlos cada 20,000 kilómetros o antes si hay ruidos, golpes o inestabilidad.

Pastillas de freno

Revisa el desgaste y la cantidad de líquido a partir de los 10,000 kilómetros y cambia las pastillas a los 25,000.

Otros elementos que debes revisar constantemente son los filtros de aire, aceite y el filtro de la gasolina. Es muy importante mantener sin impurezas el motor, para evitar daños en el sistema y para que no gastes mucha gasolina. Aquí tienes los tipos de mantenimiento que puedes dar al auto. Algunos de éstos los cubre la aseguradora.

Por eso recuerda revisar el aceite, para que el motor se mantenga bien lubricado y evites un desgaste prematuro, y mantén alto el nivel de combustible.

Sigue a Oink-Oink para más recomendaciones sobre tus finanzas personales, ahorro e inversión.

Publicidad