¿Qué es el mercado de futuros y cómo funciona?

Estos contratos de futuros buscan contrarrestar la volatilidad de los mercados para compradores y vendedores
Imagen: New York Stock Exchange

Hace unas semanas vimos un colapso del mercado petrolero, en donde el principal precio de referencia, el WTI cotizó en negativo, lo cual quiere decir básicamente, que el vendedor tiene que pagar al comprador para que se lleve, en este caso, su petróleo o sus títulos. Esta caída se dio justo antes de que se renovaran los contratos del mercado de futuros de esta materia prima, por tanto, lo que vimos, fue un desplome de los futuros del petróleo, pero, ¿Qué es el mercado de futuros y cómo funcionan?

En términos simples, un contrato de futuros es un acuerdo comercial que obliga a adquirir una cantidad determinada de una materia prima a un precio establecido con una fecha de vencimiento futura, en el caso del petróleo, se acuerda la compra de cierta cantidad de barriles a un determinado precio que serán entregados en la fecha que se estipule en el contrato.

Este tipo de contratos sirven para asegurar la venta de ciertos productos o materias primas, además de que a los productores les ayuda a lidiar con la volatilidad de los mercados. De la misma forma, los compradores también son beneficiados en la medida en que estos contratos contrarrestan la volatilidad, así que se protegen contra las alzas inesperadas de precios.

Imagen: Unsplash

Por ejemplo, en el caso de la industria petrolera, los contratos futuros se establecen de la siguiente forma: 1 barril a 45 dólares, vence 1 de julio y la entrega es 30 días después. Como el petróleo puede ser aguacate, maíz, trigo o cualquier materia prima.

Estos contratos pueden venderse en los mercados bursátiles a un precio, mayor, menos o igual, ya que cotizan todos los días. Así si, por ejemplo, el comprador necesita liquidez puede vender su contrato de futuros en los mercados, el precio dependerá de la cotización del día. Dicho contrato puede ser vendido muchas veces en los mercados a un distinto precio hasta su fecha de vencimiento, así que la parte que tenga el contrato en ese momento recibirá la materia prima.

En ese sentido, según la revista Alto Nivel, el objetivo de estos contratos es comprar barato y vender caro, ya que los compradores no necesariamente están interesados en la materia prima como tal, sino en las variaciones de precio del contrato, por lo que buscan obtener rendimientos comprando futuros a precios bajo y venderlos más caros, es decir, especulan con los contratos, por tanto pueden acabar perdiendo.

De tal manera, cuando el petróleo cotizó en negativo fue porque los contratos estaban a un día de su vencimiento y nadie en los mercados quería comprar los contratos ya que no había dónde almacenar físicamente ese petróleo. En su momento, los contratos con vencimiento al 21 de abril cotizaron hasta en -37 dólares, lo cual no necesariamente implica que estén pagando por llevarse petróleo físico, sino que los operadores pagan ese precio por deshacerse de los contratos y que ellos tomaran el acuerdo.