¿Puedo ir a la cárcel si no pago mi tarjeta departamental?

Estas son las acciones legales derivadas de la falta de pago de una tarjeta departamental
Estas son las consecuencias de no pagar tu tarjeta departamental | Foto: Unsplash

Una tarjeta departamental otorga beneficios similares a los de una tarjeta de crédito. Con la gran diferencia de que la primera suele funcionar únicamente dentro del establecimiento emisor y otras sedes de la misma empresa.

Las tiendas departamentales otorgan promociones y descuentos exclusivos para los clientes que cuentan con una de sus tarjetas. Es común que se pueda pagar a meses sin intereses o que sea posible acceder a descuentos de hasta 50% con la tarjeta departamental.

No obstante, aunque parece una gran opción, este tipo de instrumento para realizar compras debe ser tratado con cuidado. Los beneficios parecen tantos y tan buenos que las personas suelen sobreendeudarse.

Se recomienda tener cuidado con las promociones a meses sin intereses y los descuentos | Foto: Unsplash

Por esta razón, se recomienda darle el mismo uso que a una tarjeta de crédito. Llevar un registro de la fecha de corte y pago y mantenerse al corriente en todo momento.

De lo contrario, la deuda se hará más grande a causa de los intereses y, por supuesto, la tienda departamental emisora estará en su derecho de reclamar el pago correspondiente.

¿La cárcel está contemplada en las medidas para solicitar el pago?

Ahora bien, ¿cuáles son las consecuencias de no pagar una deuda departamental? ¿Es posible ir a la cárcel por este tipo de acciones? Las tiendas departamentales suelen trabajar de la mano con despachos de cobranza para lograr que los clientes liquiden su adeudo.

Dejar de pagar tiene consecuencias negativas en Buró de Crédito | Foto: Unsplash

Cuando dejas de pagar, las llamadas se vuelven constantes y los problemas crediticios y legales aparecen de inmediato. Los intereses moratorios harán que tu score en Buró de Crédito se vea afectado, por un lado; y por el otro, recibirás alertas de las acciones legales que procederán en tu contra.

A saber, el embargo es posible, siempre que un juez así lo ordene y que el cliente sea notificado acerca de la resolución del caso de forma oportuna.

No obstante, los despachos de cobranza suelen presionar a los deudores con la amenaza de una posible aprehensión. En realidad, esto no es más que una estrategia de intimidación.

De hecho, el artículo 17 de la Constitución establece que “nadie puede ser aprisionado por deudas de carácter puramente civil”. Así que la cárcel no es el destino de los deudores de una tarjeta departamental.

Por supuesto, esto no debe alentar a nadie a dejar de pagar, pues aunque la prisión no se contempla entre las resoluciones, sí puedes perder tus bienes por falta de pago.

Si quieres conocer más información acerca de este tema, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO